Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell reconoce en las Cortes que el 15% de los casados pagaría menos si tributase por separado

El secretario de Estado de Hacienda, José Borrell, reconoció ayer ante la Comisión de Presupuestos del Senado que el Gobierno no ha cumplido su compromiso de afrontar la reforma fiscal de la unidad familiar, aunque matizó que "no todas las unidades familiares españolas se hallan perjudicadas o discriminadas por la vigente legislación. Hay un 5% que se beneficia de esta legislación y que sale mejor parado al declarar juntos, pero hay otro 15% que está discriminado y que si tributase por separado pagaría menos al fisco.

José Borrell compareció ayer en la Comisión de Presupuestos del Senado para responder a preguntas de los grupos parlamentarios relacionadas con el proyecto de ley de Presupuestos para 1985. La comparecencia fue adelantada para conseguir que los presupuestos estén aprobados antes del 1 de enero de 1985.Según una disposición incluida en la ley de Presupuestos de 1984, el Gobierno tendría que haber reformado ya la normativa fiscal aplicable a la unidad familiar. En su respuesta al senador del Partido Demócrata Popular (PDP) José María García Royo, José Borrell justificó el retraso en la elaboración de esta normativa indicando que habría sido necesario realizar una "ley sustitutiva", que no es posible tener aprobada antes del 31 de diciembre de este año, pero que espera pueda entrar en vigor para 1986.

El representante del Ministerio de Hacienda manifestó que es bueno disponer de más tiempo para pensar detenidamente la reforma de la fiscalidad familiar, porque "el Estado no puede permitirse el lujo de disminuir sus ingresos por las rentas, ya que en ese caso se produciría un aumento del déficit público".

Mayores impuestos

Por su parte, García Royo afirmó que el contribuyente español soportará mayores impuestos el próximo año, en concreto los relacionados con el tráfico de empresas. Borrell aseguró que el impuesto sobre el tráfico de empresas (ITE) no crece en sí mismo, pero que sí espera que lo haga el monto de recaudación por este impuesto. El fraude en este terreno, afirmó, "es del mismo volumen que el relativo al impuesto sobre las rentas de las personas físicas"; en consecuencia, la mayor transparencia fiscal influirá en el aumente de la recaudación.En cuanto a la modificación de las deducciones en la declaración, el secretario de Estado de Hacienda afirmó que se han disminuido, en beneficio de las rentas más bajas.

Dentro de la financiación de las comunidades autónomas, el senador García Royo mostró su preocupación por la exclusión en los presupuestos de los 50.000 millones de inversiones previstos en el Acuerdo Económico y Social. Borrell indicó que había sido imposible incluirlos en el proyecto de ley pero que se pueden arreglar las cosas para que la inversión pública de las comunidades autónomas no se vea alterada como consecuencia del AES.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de noviembre de 1984

Más información

  • El Gobierno admite que ha incumplido su compromiso de afrontar el problema