Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparece el pesquero español 'Islamar III' con 28 tripulantes a bordo, a 27 kilómetros de la costa sahariana

/ VICTORIA SANABRIA, Las Palmas No hay noticias sobre el paradero del barco pesquero Islamar III, desaparecido a unas 120 millas (222 kilómetros) de Las Palmas de Gran Canaria, aproximadamente a 15 millas (27,7 kilómetros) de la costa marroquí, donde se encontraba cuando, por última vez en la tarde del jueves, algunos miembros de su tripulación mantuvieron contacto telefónico con familiares residentes en Isla Cristina (Huelva). De los 28 hombres que iban a bordo, 26 son españoles de esta localidad, los dos restantes son de nacionalidad marroquí. La localidad onubense de Isla Cristina vivió ayer su "sábado negro" con la desaparición del Islamar III. Escenas de dolor y dramatismo se vivieron durante todo el día en este pueblo marinero, ante el temor de que los 28 marineros a bordo hayan desaparecido en un naufragio, y se rezaba porque se tratara de un apresamiento por parte de Marruecos.

A lo largo de la mañana de ayer se sucedieron los más diversos comentarios sobre el paradero del barco, desde el hundimiento por un temporal al apresamiento por el Frente Polisario, aunque a última hora de la tarde cobraba fuerza la hipótesis de un apresamiento más por parte de la Armada marroquí. De hecho, un representante de Usisa (Unión Salazonera Isleña, S A), la propietaria del buque, salió hacia Marruecos a primera hora de la tarde a la espera de poder confirmar a los familiares el estado de los tripulantes.El Islamar III salió a faenar el 28 de julio y debía estar a las 6 de la mañana del sábado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Otro buque de la misma empresa el Oliver, mantuvo dos conversaciones radiofónicas con el barco desaparecido, a las 19.00 y 20.00 horas de la tarde del viernes, con comunicación normal de situación. Poco antes de las 11 de la noche, otro pesquero que se encontraba faenando en la zona escuchó por radio una conversación en la que alguien decia "dadnos whyski y coñá", expresión que abre la posibilidad de que se trate de un apresamiento. Finalmente, a la media noche, el Oliver envió un nuevo mensaje al barco, sin que ya se recibiera respuesta alguna.

Confirmada ya la desaparición del pesquero, durante todo el día de ayer no cesaron las escenas de dolor entre las familias de los tripulantes, la mayor parte residentes en un barrio marinero de la localidad. La lista de tripulantes facilitada ayer por los armadores es la siguiente: Juan Alonso Acosta, patrón de pesca; Francisco Segura Lozano, patrón de altura; José Martín Lozano, segundo patrón; Juan Alonso Martín, patrón de botes; Germán Bermejo Lorenzo, encargado de abiertas; Manuel Félix Correa, cocinero; Agustín Crías Rey, patrón botepanda y los marineros Domingo Martín Martín, Andrés García Fernández, Manuel de la Rosa Jaén, Enrique Cimas Delgado, Rafael López Beltrán, Juan Viegas Lorenzo, José Martín Gutiérrez, Antonio Gutiérrez Fernández, Manuel Castillo Pérez, Juan Antonio Sosa Martín, Antonio Martín Castillo, Lázaro López Beltrán, Pedro López Beltrán, Ángel Domínguez Ruiz, Manuel Cordero Crespo, Manuel González Rodríguez, Manuel González González, Domingo González Pérez, José Coliso Ramos y los súbditos marroquíes Amar Agri y Lainsen Indus.

Infructuoso rastreo aéreo

Según los últimos informes el barco desapareció en una zona denominada La Matilla, entre cabo Jubí y El Aaiún, lugar donde se han producido otros apresamientos a cargo de la Armada marroquí. Por todo ello, a medida que avanzaba la tarde se pensó en un apresamiento por parte de Marruecos e iba en detrimentola posibilidad del hundimiento, tanto por la propia envergadura del barco, de 30 metros de eslora, como por la inexistencia de resto alguno, ni siquiera las radiobalizas obligatorias insumergibles. En cuanto a los rumores de una avería mecánica o eléctrica general, los armadores señalaron que era una posibilidad muy remota, a juzgar por las excelentes condiciones técnicas delbuque.

Durante toda la noche, las familias permanecieron a la escucha de los boletines informativos, así como de las noticias provenientes de los barcos que participaban en la búsqueda.

Las operaciones de rastreo desde Canarias, realizadas por aviones del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) y varios pesqueros que faenaban en la zona, a 27 grados 30 de latitud, al norte de El Aaiún, no lograron localizar el barco, desde que el viernes la comandancia de Marina inició la búsqueda al tener conocimiento de la desaparición de este buque, que tenía prevista al mediodía su llegada al puerto de Las Palmas, procedente del banco pesquero sahariano.

La búsqueda se ha centrado al sur sureste de la Punta de Jandía, en Fuerteventura, donde se supone que el Islamar III pudo sufrir una avería en sus motores y tuvo problemas para comunicarse con el centro costero, aunque tampoco se descarta la posiblidad de que el pesquero onubense se haya hundido debido al mal tiempo. Sin embargo, el hecho de no encontrarse restos a flote ni objeto alguno perteneciente al buque indica la probabilidad de un cambio de rumbo, por causa de la fuerte marejada reinante en la zona o por otros motivos que se desconocen.

El mal tiempo, con vientos del Norte, poco usual en esta época del año, y la calíma, que desde hace una semana es muy intensa sobre las islas orientales del archipiélago canario, dificultan las operaciones de rastreo, tanto a los aviones del SAR tipo Focket como a las patrulleras de la Arma da, que permanecen en el puerto con sus dotaciones preparadas, a la espera de noticias y de comenzar una operación de salvamento.

En Las Palmas, las versiones sobre la desaparición del pesquero son contradictorias. El Islamar III es un buque,con casco de hierro, construido en los astilleros de la compañía de navegacion Paulirio Freire, de Vigo, dedicado a la captura de la sardina y habituado a estas aguas.

La hipótesis de un apresamiento marroquí

El Islamar III entró en servicio en 1971 y era propiedad de la compañía Islamar, de Vigo. Posteriormente fue adquirido por un armador de Huelva, y tiene 216 toneladas de registro bruto. Está dotado de un motor de 800 caballos, que le permite alcanzar los 11,3 nudos de velocidad.

Mientras continúa el rastreo, su destino es un misterio. Las últimas noticias que se tienen en la base de Las Palmas, desde quézarpó el lunes, es una conversación telefónica del patrón, Francisco Segura Lozano, con un encargado de la fábrica de harina de pescado Acirsa, situada en la Punta de la Isleta, en Gran Canaria, para anunciarle que descargaría el viernes. Esto ocurrió al tercer día de su viaje.

A última hora de ayer, las autoridades españolas no habían recibido ningunal comunicación sobre el posible apresamiento del Islamar por parte de la armada marroquí, y el embajador español en Rabat, Raimundo Bassols, trataba de conseguir algún tipo de información oficiosa sobre la hipótesis de un apresamiento, ante los precedentes de detenciones de pesqueros españoles en aguas marroquíes y que las autoridades de ese país comunican a España varios días después de producirse, alegando la existencia de fines de semana por medio, o de días festivos sin actividad oficial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de agosto de 1984

Más información

  • El pueblo de Isla Cristina, ante el temor de un naufragio, reza porque se trate de un apresamiento marroquí