Mondale obtendrá hoy una cómoda victoria en las elecciones primarias de New Hampshire

ENVIADO ESPECIALEl ex vicepresidente demócrata Walter Mondale obtendrá una confortable Victoria en la elección primaría que se celebra hoy en el Estado de New Hampshire, según adelantan los últimos sondeos, frente a los demás candidatos de su partido. En segunda posición quedará, siempre según las encuestas, Gary Hart, seguido a gran distancia de John Glenn, George McGovern y Jesse Jackson.

Los 230.000 votantes registrados, en un Estado con una población total de unos 900.000 habitantes, podrán optar por cualquiera de los 222 candidatos demócratas o los cinco republicanos, aunque en realidad sólo ocho aspirantes demócratas cuentan con alguna posibilidad, mientras que, en el bando republicano, el actual presidente Reagan sólo tiene contrincantes de carácter folklórico.

Casi toda la campaña se ha polarizado en ataques de los aspirantes demócratas contra la figura y la política de Reagan. "Un hombre sin capacidad de liderazgo", dijo Mondale. "Un político que tenemos que retirar a su rancho californiano", ratificó el reverendo de raza negra Jesse Jackson. "Un presidente que conducirá al país a la guerra nuclear", reafirmó Gary Hart.

En New Hampshire, los últimos sondeos adelantan una confortable victoria entre los demócratas para Walter Mondale, con el 38% de las intenciones de voto, mientras su más inmediato rival, Gary Hart, queda en el 24%.

Pero los electores que acuden hoy a los 298 recintos electorales no hallarán en realidad tanta diferencia de programas. A Ronald Reagan podrán votarle en función de los resultados de tres años de Administración conservadora, caracterizada por una escalada en el gasto militar, una política exterior agresiva -con invasión de la isla de Granada y polémica intervención en el conflicto del Líbano- y, en política interior, por una recuperación de la economía, con reducción de la inflación y el desempleo y crecimiento del producto interior bruto. En definitiva, un balance capaz de atraer a muchos electores en un pequeño Estado de alto nivel de vida y tradiciones muy conservadoras.

Los demócratas insisten en la necesidad de una "congelación de armas nucleares", principio apoyado por todos los candidatos, excepto por el más conservador, Hollins. Para Walter Mondale, la voz cantante en la campaña, es necesario continuar las negociaciones para un control y reducción de armamentos, acompañado de reuniones periódicas entre los líderes de EE UU y la Unión Soviética.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Alan Cranston y Gary Hart son los dos más radicales en materia de armas atómicas. Apoyan incluso una congelación inicial en la carrera de armas por parte de EE UU para convencer a la URSS de las buenas intenciones que tendrán si acaso llegan a la presidencia de Estados Unidos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS