Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Misiles en Europa del Este

En la campaña soviética contra los nuevos misiles norteamericanos se había advertido a los europeos occidentales que, si aceptaban el despliegue, se convertirían en posibles objetivos nucleares, verían comprometida su soberanía y serían culpables de que el planeta se encaminase hacia una guerra. Pero una vez que Moscú decidió responder a los misiles estadounidenses instalando, por su parte, nuevos misiles en Checoslovaquia y Alemania Oriental, se hace recaer tales consecuencias, precisamente, sobre la Europa del Este. El resultado es un cierto brote de inquietud pública y nerviosismo oficial en los dos países de régimen comunista y posiblemente en otras naciones de la región.No obstante, hay una diferencia crucial: la clara diferencia que hay entre el Este y el Oeste. Los nuevos misiles Pershing-2 de crucero se van a instalar en los países de la OTAN tras un debate exhaustivo y abierto y la consiguiente elección democrática. Los cohetes nucleares que está desplegando el Kremlin en Europa oriental se instalan sin la menor consulta ( ... )

Los miembros de la OTAN habían decidido desplegar los nuevos misiles para contrarrestar los SS-20 soviéticos que directamente apuntan hacia ellos. Ningún nuevo misil estadounidense va a apuntar hacia la Europa del Este, pero ello no es óbice para que Moscú esté forzando a algunos miembros del Pacto de Varsovia a albergar nuevos misiles soviéticos. Sólo así, explican los soviéticos, pueden hacer frente al vuelo de ocho minutos de los Pershing hasta llegar a sus objetivos en la URSS. ( ... )

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de diciembre de 1983