Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reacciones a la escalada terrorista de ETA

Barrionuevo entregó al embajador Guidoni una lista de letarras' residentes en Francia

El ministro del Interior, José Barrionuevo, entregó ayer a Pierre Guidoni, embajador de Francia en España, una lista de miembros de ETA residentes en el sur del país vecino, con el ruego de que la policía gala los tenga controlados o, en algunos casos, se interese por su detención si puede comprobarse su implicación en actividades terroristas, según informa el Ministerio del Interior.La entrevista entre Barrionuevo y Guidoni se realizó por la mañana en la sede del ministerio, y el principal objeto de la misma consistió en la entrega a Barrionuevo de un carta "personal y privada" remitida por el ministro del Interior francés, Gaston Deferre, a raíz de la reciente detención en territorio galo de cuatro policías españoles. Ni en la embajada de Francia ni en el Ministerio del Interior se facilitó ayer información sobre el contenido de la carta, pero fuentes del ministerio aseguraron que la carta había originado en Barrionuevo una impresión positiva sobre los posibles campos de colaboración antiterrorista entre España y Francia.

Durante la entrevista entre Guidoni y Barrionuevo, ambos hablaron fundamentalmente sobre los aspectos de la colaboración antiterrorista entre los dos países. El envío de la carta ya había sido anunciado telefónicamente a Barrionuevo por el propio Deferre al día siguiente del incidente de Hendaya, durante el cual resultó herido un presunto miembro de ETApm.

Las mismas fuentes informantes señalaron que estos días han llegado, a la embajada francesa en Madrid centenares de telegramas enviados por ciudadanos españoles, en los que éstos piden la inmediata puesta en libertad de los cuatro agentes, españoles, a la vez que piden una mayor colaboración gala contra el terrorismo. Similares mensajes han llegado también a la prisión de Pau (Francia), donde están recluidos los cuatro policías.

Por otro lado, el diario bilbaíno Deía informó ayer que ocho policías españoles cruza-ron en la tarde del pasado viernes la frontera hispano-francesa y se dirigieron al bar Hendayais, situado en Hendaya, habitualmente visitado por vascos residentes en el sur del país vecino.

En el bar, asegura el periódico vasco, se produjo una fuerte tensión. Los policías llegaron a la localidad fronteriza hacia las 18.00 horas y, hacia las 19.15, miembros de la Gendarmería entraron al bar y rogaron a los agentes españoles que regresaran a España. Hacia las 20.00 horas, los agentes españoles, que no portaban armas, cruzaron la frontera. Por otra parte, policías franceses han expresado su temor de que en estos días pueda producirse alguna acción violenta contra residentes vascos en el área.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de octubre de 1983