Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reacciones a la escalada terrorista de ETA

El director general de la Policía justifica la presencia de agentes españoles en Francia

El director general de la Policía española, Rafael del Río, manifestó ayer en la localidad francesa de Cannes, adonde viajó procedente de Madrid, que, "siempre que no haya transgresión de las leyes o de la legalidad vigente, cualquier mecanismo de información policial es válido". Con estas palabras, el máximo responsable de la policía justificaba la presencia de agentes españoles en misiones informativas en el sur de Francia, actividad que "no me parece, en absoluto, que sea ilegal".

Del Río llegó a primera hora de la tarde de ayer a Cannes, donde se desarrolla estos días un congreso de la Interpol que reune a delegaciones policiales de todo el mundo. El director general de la Policía fue recibido por la delegación española que asiste a este congreso, que está presidida por el comisario general de Policía Judicial Francisco Saavedra y compuesta por otros cuatro funcionarios.En declaraciones a EL PAÍS, Del Río manifestó que "un policía, como cualquier ciudadano, puede pasar perfectamente la frontera, con la documentación en regla y sin llevar armas", y añadió que no podía hacer ninguna valoración política del suceso en que se han visto envueltos cuatro policías españoles, porque "soy un funcionario policial y no un político". Dijo asimismo que las relaciones entre la policía española y la francesa eran buenas, y reveló que el incidente de los cuatro policías no había creado de momento ningún tipo de problema con sus colegas franceses.

Mejorar las relaciones

El responsable de la policía española indicó que llegaba a Francia como invitado a un congreso de Interpol, aunque confesó que tiene previsto mantener diferentes contactos con responsables de la seguridad en este país, para tratar aspectos que afectan a ambas policías, entre ellos la lucha contra el terrorismo.Precisamente, mañana, lunes, Rafael del Río se entrevistará con el máximo responsable de la Policía Nacional francesa, cargo homólogo al suyo, que se desplazará a Cannes para asistir a las sesio nes del congreso y poder departir con las distintas delegaciones extranjeras. "Mi intención con estas conversaciones", indicó, "es lograr una mejora en las relaciones entre ambas policías y obtener un mayor apoyo por parte de los colegas franceses en la lucha contra el terrorismo, especialmente el de ETA".

Del Río anunció que por parte de la policía española se estaba tratando de ayudar de forma incondicional a los tres policías nacionales y al inspector del Cuerpo Superior de Policía que se encuentran detenidos en la prisión de Pau, y restó importancia a la presencia de miembros de la Policía: Nacional de paisano el pasado viernés en territorio francés, hecho que ha creado preocupación entre la colonia de refugiados vascos. "Estos policias cruzaron tranqui,lamente la frontera en sus horas libres y recorrieron diversos bares como cualquier otro grupo,de ciudadanos españoles", añadió.

Los sucesos protagonizados en los últimos días por funcionarios españoles en el País Vasco francés han sido seguidos con bastante discreción en el curso de las reuniones que se vienen celebrando en Cannes dentro del congreso de Interpol. El comisario Saavedra, jefe de la delegación española, informó al director general de la Policía a su llegada a Cannes que estos incidentes apenas habían trascendido entre los asistentes al congreso, y que las relaciones con las otras delegaciones, en especial la francesa, eran normales y bastante cordiales, sin que se hayan producido diferencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de octubre de 1983

Más información

  • "Siempre que no haya transgresión de las leyes, es válido", afirma Rafael del Río