Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete muertos, balance de la sexta jornada chilena de protesta

La sexta jornada de protesta popular en contra del régimen del general Augusto Pinochet culminó en la madrugada de ayer con un saldo global de siete víctimas fatales, decenas de heridos y más de 500 detenidos, tras 72 horas de manifestaciones convocadas por la oposición.El saldo final de muertos puede aumentar a medida que se conozcan mayores detalles de las agitadas jornadas vividas entre el martes y el jueves en Santiago y otras cinco importantes ciudades del país.

La mayoría de los manifestantes muertos fueron víctimas de impactos de bala lanzados por desconocidos que se movilizaban en vehículos civiles, pero que los testigos vincularon a carabineros o a fuerzas especiales de represión.

Uno de los casos más dramáticos se produjo en la sureña ciudad de Concepción, 500 kilómetros al sur de Santiago, donde un joven de 19 años, aún no identificado, murió al impactarle en pleno abdomen una bomba de gas lacrimógeno disparada desde corta distancia por carabineros. Con el saldo de ayer, el número total de muertos en las seis protestas que se han venido sucediendo mes a mes desde mayo se eleva a 62.

También entre las víctimas mortales de la jornada del jueves se incluye un carabinero, abatido por un comando, presuntamente de extrema izquierda, mientras hacía la guardia frente a un edificio habitado por uniformados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 1983