Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Buñuel dejó escrito un guión sobre el terrorismo internacional que podría filmarse en México

Aragón renuncia a solicitar que las cenizas del cineasta reposen en España

Luis Buñuel, el cineasta español, uno de los grandes directores del siglo, que falleció el pasado viernes en México a los 83 años, dejó escrito un guión sobre terrorismo internacional, específicamente sobre el que se produce en Europa, informa Efe. Como un homenaje al cineasta de Calanda, es muy posible que esa historia buñuelesca se filme en México en fecha próxima. Por otra parte, en Aragón, la tierra del director de Viridiana, se ha decidido no seguir ninguna acción oficial para solicitar que las cenizas de Luis Buñuel vengan a reposar en España.

En declaraciones al diario mexicano El Nacional, el director mexicano Arturo Ripstein, uno de los mejores alumnos de Buñuel, informó también que ese guión posiblemente sea llevado a la pantalla en una coproducción franco-mexicana. Ripstein puntualizó que ese guión lo escribió Buñuel en 1979 y que desde hace un año lo tiene en su poder.Ripstein agregó que la producción de ese filme se realizaría en el continente americano con un costo muy elevado, dada la magnitud de lo que pretende mostrar la película. Señaló que dicho guión aún no tiene título definitivo y expresó sus deseos de dirigir la película, cuyos derechos, según él, están reservados a la viuda y a los dos hijos de Buñuel.

Dijo que la muerte de Buñuel ha impedido hacer varios cambios en el guión original. "Por tal razón, estudiaré a fondo el texto para determinar si son necesarios o no dichos ajustes", explicó Ripstein, uno de los más fieles admiradores y seguidores de la corriente cinematográfica de Buñuel y con quien trabajó en la cinta El ángel exterminador, realizada en 1962.

Ripstein, asimismo, opinó que las cenizas de Buñuel, cuyo cadáver fue quemado el día 30 del mes pasado, deben quedarse en México, "pues si él (Buñuel) deseó morir en este país, es justo que aquí se queden".

La voluntad del cineasta

Aragón respetará la última voluntad de Luis Buñuel y la de sus familiares respecto al reposo de sus cenizas, por lo que no se iniciará ninguna acción, a nivel oficial, encaminada a que regresen a España, a Aragón, los restos del cineasta internacional. Sí se anuncian numerosos homenajes en toda la región, informa Javier Ortega desde Zaragoza.

El ayuntamiento de Calanda (Teruel), su pueblo natal, celebró a última hora del martes un pleno extraordinario en el que, además de expresar su pesar y condolencia por la muerte de su hijo predilecto, acordó dirigirse al Ministerio de Cultura y al Gobierno autónomo para que, en el caso de que se proyecte realizar homenajes, éstos tengan lugar en Calanda. "Aquí tenemos dos cines amplios y capaces para desarrollar estos actos", manifestaron a este periódico en el ayuntamiento.

Se acordó también celebrar una semana cultural, dedicarle la plaza que actualmente se está arreglando, en la que se colocará un busto de Luis Buñuel; actualmente, una pequeña calle de la localidad lleva el nombre del genial cineasta y el ayuntamiento le concedió la medalla de oro de la villa. Igualmente, la corporación acordó colocar una placa conmemorativa en la casa de los Buñuel, que, al parecer, y según manifestaciones de uno de sus sobrinos, no es la auténtica en la que nació el director de cine, sino que se construyó sobre las ruinas de aquélla.

Los calandinos no ocultan sus deseos de que las cenizas de Buñuel reposen en su casa natal, si bien respetarán la decisión de los familiares, y el ayuntamiento no ha emprendido ni emprenderá ninguna acción al respecto.

Asimismo, un equipo de la televisión mexicana se ha trasladado hasta Calanda para filmar unas escenas con destino al homenaje que aquella nación rendirá a Buñuel.

Respecto al lugar donde reposarán las cenizas, sus familiares en Zaragoza, su hermana Conchita y sus sobrinos Pedro y Leonardo García Buñuel, han manifestado al periódico El Día: "Conociendo a Luis, imaginamos que le daba igual lo que se hiciese con sus restos una vez muerto. Suponemos que reunió a su mujer y a los dos hijos hace tiempo y les dijo que hicieran con sus cenizas lo que quisieran. Luis pudo decir que echaran sus cenizas al mar, al Ebro o a donde fuera. Nosotros sabíamos que no le importaba demasiado lo que se hiciera con sus restos". Y añade: "Sería absurdo ahora querer santificar la memoria de Luis Buñuel. Él era una persona, por encima de todo, muy normal, y que igual pudo hacer cine que otras cosas. Es su personalidad, con todos sus matices, lo que más merece recordarse".

Opinan asimismo que la lectura del testamento "no va a revelar nada importante", entre otras cosas, porque Luis Buñuel no tenía grandes propiedades, ya que vivía al día: "A él no le importaba ni siquiera conservar los derechos de autor sobre sus películas o guiones. Su casa de México, el retrato que le hizo Dalí y los diversos documentos que allí tenga será todo lo que componga la herencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de agosto de 1983