Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bloqueo absoluto en las negociaciones sobre gas natural entre España y Argelia

Las negociaciones energéticas entre España y Argelia se encuentran prácticamente en punto muerto, sin posibilidad inmediata de que se llegue a un acuerdo transitorio sobre precios y cantidades de gas natural licuado que España desea importar de Argelia. Lo que parece más grave es la impresión que tienen los negociadores argelinos de que existen sensibles diferencias de apreciación del problema entre el ministro de Industria y Energía, Carlos Solchaga, y los expertos de la delegación española que negocia el reajuste del contrato firmado por Enagas en 1974.La denuncia del contrato Enagas por parte española supondría romper el esquema de globalización de relaciones y bloquearía, además, las posibilidades de exportación que siguen teniendo las empresas españolas. Argelia mantiene con España el 7% de su comercio exterior, con una balanza anual que asciende a 1.000 millones de dólares. Italia y Francia, que, a pesar de haber aceptado el precio del gas propuesto por Argelia, mantienen sensibles desequilibrios de sus balanzas comerciales (Francia va a terminar este año con un déficit cercano a los 8.000 millones de francos), están esperando con fruición la ruptura de las negociaciones hispano-argelinas para reabsorber ese 7% del comercio exterior argelino, que todavía está en el campo español.

El desacuerdo existente en los dos problemas de la compensación financiera y el precio ha reducido considerablemente el impacto positivo que tuvo el consenso sobre la reducción de cantidades, a lo que hay que añadir el deseo de Argelia de fijar un plazo definitivo para Regar a un acuerdo o confimar la ruptura. Durante la reciente visita del vicepresidente Alfonso Guerra a Argel, ese plazo fue fijado a finales de junio, retrasándose posteriormente a finales de agosto.

La reducción de las cantidades de suministros acordadas a un precio que garantice la competitividad del gas frente a otras formas de energía es un factor que no cabe desligar del fuerte volumen de comercio entre los dos países.

Página 49

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de mayo de 1983

Más información

  • Desacuerdo sobre precios y compensación financiera