García del Val recoge firmas para que se autorice la exhibición de su película

El realizador cinematográfico valenciano Angel García del Val está procediendo a la recogida de firmas entre intelectuales y profesionales para apoyar con ellas una carta al ministro de Cultura, Javier Solana y a la directora general de Cinematografía, Pilar Miró, en la qne solicita se autorice la exhibición de su película Cadáver-es. El filme rodado en 16 milímetros, fue clasificado S por la anterior Administración dirigida por UCD, y le fue negada la autorización para ser exhibida en salas comerciales.

El director García del Val ha realizado numerosas gestiones ante los actuales directivos del Ministerio de Cultura, sin haber obtenido respuesta alguna hasta el momento.Entre los firmantes del escrito, que son varios centenares, figuran el director de la Filmoteca Española, Luis García Berlanga; el capitán de Caballería José Luis Pitarch; el cantante y actor Ovidi Montllor; los concejales socialistas del Ayuntamiento de Valencia Josep Micó y Vicente Garcés; el director del diario Noticias, Juan José Pérez Benlloch, y el escritor Jenaro Talens.

En la carta, que aún no ha sido cursada, se pide "una respuesta pronta y clarificadora a los problemas de reconocimiento de pleno derecho como película española del cine valenciano en 16 milímetros a Cadáver-es, de Ángel Garcia del Val".

Bloqueos

Se añade que la actitud de la Dirección General de Cinematografía ante el filme ha sido "de obstaculización y bloqueo a sus derechos a la distribución y exhibición pública y comercial, en virtud de unas resoluciones de la Subdirección General de Empresas Cinematográficas y de la Subdirección General de Recursos y Supervisión absolutamente improcedentes, por su interpretación arbitraria de la ley, en cuanto que existen precedentes de distribución comercial de filmes extranjeros en 16 milímetros".Según señala García del Val, estos casos serían, por ejemplo, los de Alicia en las ciudades, de Wiin Wenders, y Locos de desatar, de Marco Bellocchio.

La película gira en tomo al trabajo de un empleado del departamento de anatomía de un hospital, cuyo trabajo le hace estar en continuo contacto con los cadáveres.

Cuestión de formato

En diciembre de 1981, al ser presentada ante la Dirección General de Cinematografía, fue clasificada S, y en febrero del siguiente año, cuando estaba preparada su distribución y estreno, el mismo departamento del Ministerio de Cultura comunica que el filme no puede acogerse a los derechos de protección del cine español por haber sido rodada en 16 milímetros, mientras no se deposite una copia en formato 35 milímetros.La productora de la película, Lourdes Gómez Gras, presenta un recurso en marzo de 1982, y meses después la Dirección General de Servicios del Ministerio de Cultura resolvía no otorgar plenos derechos a la película mientras no se disponga de copia en 35 milímetros, por entender que, aunque no esté así establecido en la ley, el 16 milímetros no es un formato que se pueda explotar comercialmente en España; ello sería así debido a que sus características técnicas dan lugar a una calidad deficiente en la proyección.

Cadáver-es había sido proyectada en la segunda edición de la Mostra de Cinema Mediterrani, en Valencía, en 1981, en un festival que agrupa una selección de las cinematografías ribereñas.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS