Encierro de becarios del CSIC para denunciar su situación laboral

El personal investigador no de plantilla del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) comenzó ayer un encierro en las instalaciones del CSIC en diversas provincias para pedir una solución a su situación laboral. Los becarios predoctorales, posdoctorales (unos quinientos) y los conocidos como honoríficos -debido a que no cobran ningún sueldo ni tienen ningún tipo de relación formal con el CSIC- piensan mantener su encierro durante tres días, con el fin de lograr una mesa de negociación con las autoridades del Ministerio de Educación y Ciencia. Los becarios señalan que sólo se encuentra reconocida su situación en el 40% de los casos, y que, en realidad, participan en el 50% del trabajo investigador del CSIC, como se puede ver en las publicaciones.La única solución, a medio plazo, dada hasta ahora por las autoridades ministeriales es la creación de cierto número de plazas de colaborador científico, a las que se accedería por oposición, mientras que los becarios piden que se reconozca su situación por medio de contratos. Arguyen que las becas del CSIC encubren una forma de contrato de trabajo mal retribuido, ya que muchos de ellos llevan así entre cinco y diez años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS