Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El Papa viaja al 'volcán centroamericano'

Miles de campesinos piden la prórroga del plan de redistribución de la tierra

Más de 5.000 campesinos salvadoreños, procedentes de todo el país, se concentraron el martes ante el edificio de la Asamblea Constituyente para exigir la prórroga por un año del plan de redistribución de la tierra.Hoy, jueves, expira el Decreto 207, por el que los aparceros pueden adquirir en propiedad los terrenos que cultivan, y se espera, que la Asamblea vote su renovación o lo revoque. Un miembro del comité político de uno de los sindicatos campesinos dijo que los aparceros permanecerán concentrados ante el centro de Gobierno, el complejo oficial en el que se encuentra la Asamblea, hasta que el órgano constituyente apruebe la extensión del decreto.

El Decreto 207 fue suspendido hace un año por el presidente de la Asamblea, mayor Roberto d'Abuisson, pero la presión interna e internacional hizo que se prorrogara por un año su vigencia.

El partido del ultraderechista D'Abuisson, Alianza Nacional Republicana, se opone, junto con otra formación del mismo cariz, a la prórroga del decreto. Entre ambos suman 33 escaños de los sesenta de la Asamblea.

Apoyo cristianodemócrata

La Democracia Cristiana, por su parte, apoya las pretensiones de los campesinos. Su líder, Julio Rey, dijo ante la concentración de aparceros que su presencia en San Salvador para presionar era "una buena cosa", puesto que desconocía el apoyo real con que cuenta la medida que hoy será votada.El martes llegaron a la capital salvadoreña más de 125 autobuses y veinticinco camiones repletos de campesinos que llevaban consigo garrafas de agua y maletas, dispuestos a una larga permanencia en San Salvador. José Napoleón Duarte, ex presidente de la nación, dijo a los concentrados que hablaría si ellos se lo pedían, pero que su presencia entre ellos era a título de "invitado y simpatizante".

Según los términos del Decreto 207, los aparceros interesados deben ir a una oficina local del Gobierno para rellenar una solicitud con la que comienza el proceso para adquirir la propiedad de la tierra. Se considera que podría haber hasta 20.000 peticiones, pero muchos campesinos no lo han hecho por miedo a represalias de los terratenientes.

Un portavoz del partido del mayor D'Abuisson dijo ayer que "todavía estamos estudiando el tema, pero debe haber una compensación para los propietarios de la tierra". Los campesinos pueden aspirar a la titularidad de los terrenos que trabajan siempre que no superen la extensión de diecisiete acres. Hasta el final de 1982, un total de 52.000 aparceros salvadoreños habían solicitado títulos de propiedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 1983