Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios guipuzcoanos denuncian la falta de sensibilidad existente ante el chantaje, el secuestro y el asesinato

La Asociación de Empresarios de Guipúzcoa (Adegui) denunció ayer, en un extenso comunicado, la paulatina insensibilización existente en el País Vasco "ante la amenaza, el secuestro, el chantaje y el asesinato, que son vistos como problemas de personas o familias concretas". Y expresa que, en estos momentos de angustia para la familia de Miguel Ignacio Echeverría, su mayor preocupación la constituye la vida del joven se cuestrado, "y creemos que todo los esfuerzos deben de estar dirigidos prioritariamente a obtener su regreso a casa sano y salvo". El comunicado de los empresarios gui puzcoanos dice lo siguiente:"Apenas superado el trauma del secuestro de Saturnino Orbegozo un nuevo hecho particularmente repugnante, el secuestro de Mikel Echeverría, nos ha vuelto a sumir en la perplejidad e indignación, extendiendo a todas las capas de nuestra sociedad, especialmente entre los empresarios, un sentímiento de frustración y desánimo.

"Es necesario que, la sociedad valore con serenidad, pero con crudeza, los graves momentos que atravesamos, así como las serias e irreversibles consecuencias que puedan derivarse de esta situación".

"En medio de la mayor crisis de nuestra historia reciente, que afecta a todos los países, pero que adquiere una especial dimensión en nuestra provincia, por su peculiar estructura industrial y social, y que se refleja en, tantos indicadores, como son el nivel de paro, cierres de empresas y descenso de nivel de vida, etcéltera, trabajadores y empresarios han realizado y siguen realizando un gigantesco esfuerzo de sulperación".

"La tarea empresarial, tantas veces incomprendida, además de hacer frente al reto de la crisis económica, viene soportando a lo largo de los últimos años la coacción, la extorsión y el chantaje, hasta llegar a una situación insostenible. Sin embargo, a pesar de las amenazas, ataques e incomprensíones, el empresario guipuzcoano no ha abandonado sus responsabilídades y ha hecho frente a las mismas con el pleno convencimiento de que estaba colaborando con el resto de las fuerzas sociales a superar el presente y construir el país que todos deseajmos".

"Con la fuerza moral que nos da esta actitud mantenida constantemente, advertimos a toda la sociedad y a'sus instituciones s obre las graves consecuencias que se están derivando del mantenimiento de esta situación de hostigamiento e inseguridad, que puede dar al traste con todos los esfuerzos realizados. No se puede exigir por más tiempo a los empresarios que sígan manteniendo la ilusión y el espíritu de lucha teniendo que hacer frente al mismo tiempo a los problemas económicos y a las amenazas, ataques, extorsiones y chantajes dirigidos a su persona y a su entorno familiar".

"La lucha contra el terrorismo sólo se puede llevar a cabo mediante el esfuerzo y colaboración de toda la sociedad, que debe ser consciente del resquebrajamiento moral producido y de la paulatina insensibilización existente ante la amenaza, el secuestro, el chantaje y el asesinato, que son vistos como problemas de personas o familias concretas, cuando en realidad van dirigidos contra ella misma".

"Una tierra degradada, desmoralizada y cercada nunca puede ser el marco idóneo en el que se desarrollen y fructifiquen las ideas e iniciativas que han sido la base de nuestro progreso y que tan angustiosamente necesitamos".

"A nadie puede extrañar, pues, que se produzca, de forma acelerada, el desmoronamiento del empresariado, que se ve incapaz de mantener la lucha por sí solo".

"Ante estas circunstancias, sólo la reacción vigorosa y firme del conjunto de la sociedad puede hacer mantener todavía la esperanza de futuro. Somos conscientes de que la batalla contra el terrorismo es dura y larga y que va a exigir esfuerzos serios y continuados. De nada sirven medidas coyunturales o parciales si no se ataca el tema en toda su profundiad".

"Por ello, es necesario actuar en el contexto de un plan global, en donde se contemplen conjuntamente todos los aspectos: políticos, sociales y policiales. En este sentido, la mayor responsabilidad recae sobre las instituciones y, en este caso concreto, sobre la Administración central y el Gobierno autónomo, a los cuales apelamos para exigirles que concierten sus esfuerzos y que sean capaces de suscitar la ilusión, el apoyo y la colaboración de los partidos, resto de instituciones y ciudadanos en general. Esta es la tarea prioritaria que debe estar por encima de los planteamientos coyunturales".

"Estamos más que nadie en contra de que se siga admitiendo como normal el pago de cantidades por la vía del chantaje revolucionario, o como rescate por la vida de personas secuestradas".

"Consideramos, sin embargo, que, dada la complejidad del tema y la auténtica indefensión existente, la adopción de medidas concretas y drásticas al respecto debe de valorarse cuidadosamente, midiendo su oportunidad, para evitar una precipitación que pueda dar lugar a efectos contrarios a los que se pretende. En este sentido, en estos momentos de angustia para la familia Echeverría, nuestra mayor preocupación la constituye la vida de Mikel, y creemos que todos los esfuerzos deben de estar dirigidos prioritariamente a obtener su regreso a casa sano y salvo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de enero de 1983