Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concluida la 'Edición del Centenario' de la obra completa de Juan Ramón Jiménez

La llamada Edición del Centenario de la obra completa de Juan Ramón Jiménez, que comenzó a publicar Taurus Ediciones el año pasado, ha concluido con la terminación del último de los veinte volúmenes que la constituyen, justo un año más tarde de la salida del primero. La editorial ha terminado también la impresión de una edición para bibliófilos, de tirada corta y especialmente cuidada, cuyo ejemplar A fue entregado al rey Juan Carlos el pasado miércoles por el presidente de la editorial, Jesús Polanco.

Las características de la Edición del Centenario las define José María Guelbenzu diciendo que "como se sabe, son veinte volúmenes que contienen la obra completa de Juan Ramón Jiménez, salvo tres libros: Españoles de otros mundos, cuyos derechos estaban fuera de la familia de Juan Ramón, y los dos primeros, Ninfeas y Almas de violeta. En todos ellos se ha tomado la primera edición, entre las distintas versiones que Juan Ramón fue introduciendo, sabiendo que esa edición fue siempre directamente cuidada por el poeta. Lo único que ha habido que hacer es limpiarlos de las erratas que se colaron, pese a su atención".La diferencia entre la edición normal, de una sobriedad y una belleza rara y que sale a un precio extraordinariamente barato -quinientas pesetas cada libro- y la edición de bibliofilia la marca también José Maria Guelbenzu: "La de bibliófilos", dice, "tiene un formato ligeramente mayor, y las mayores diferencias están en el papel y en la impresión".

Por otra parte, y como es de rigor, los libros van impresos en pliegos que van doblados, pero sin cortar ni coser, envueltos en una camisa, para que luego sean encuadernados al gusto de cada coleccionista".

Pero sobre todo la diferencia está en la tirada, que en la edición normal es ilimitada -"de hecho", dice Guelbenzu, "estamos empezando a reeditar algunos volúmenes ya agotados"- y, en cambio, en la especial es corta: diez ejemplares no venales, numerados de la A a la J, y 250 también numerados, esta vez con número. Naturalmente, esta edición es irrepetible.

Como todas las de bibliofilia, esta Edición del Centenario tiene algo de capricho: "Es el verdadero homenaje, lo que puede quedar como íntimamente ligado al centenario de Juan Ramón, que se celebró el año pasado. El lujo, que siempre es casi un capricho. Por otra parte, nosotros pensamos que, por las características de la edición, va a interesar a los coleccionistas y se va a agotar".

Cuenta ésta, así como la edición normal, con el concurso de un prólogo por cada libro, a cargo de otros tantos especialistas, bajo la dirección de Ricardo Gullón.

Entre ellos uno es, según Guelbenzu, "casi otro homenaje: uno de los especialistas, Ignacio Prat, dejó su prólogo a medio terminar porque murió en ese tiempo. Hemos publicado la parte de su prólogo que nos quedó, y sus notas". En esta edición de Taurus ha colaborado el Ministerio de Cultura, por medio de la Dirección General del Libro. Y ha colaborado, dice el director de la editorial, "comprando ejemplares. Pero esto ha permitido abaratar un precio que si no sería imposible".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de noviembre de 1982