Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De familia de picadores

Mariano Martín Aguilar, Carriles, muerto ayer en la plaza de toros de Valencia de un infarto cuando se lidiaba el quinto toro, nació en Marchena, el 9 de junio de 1930, en el seno de la familia de los famosos picadores de dicho apodo.Vistió por primera vez el traje de luces en Utrera (Sevilla), el 9 de septiembre de 1948. Toreó en Sevilla por primera vez en una novillada de noveles el 25 de octubre de 1950.

Al siguiente año repitió actuación en La Maestranza con notable éxito, y el 29 de julio de ese año se presentó en Madrid, con ganado de Juan Belmonte, acompañado en la terna por Francisco Honrubia y Enrique Vera.

En su presentación madrileña Carriles alcanzó gran éxito y cortó una oreja, y el éxito volvió a sonreirle en su presentación en la plaza barcelonesa de Las Arenas el 8 de agosto. El 15 del mismo mes le cogió en Sevilla un toro de la ganadería de Carlos Núñez que le hirió de gravedad.

En 1952 toreó veinticuatro novilladas, pero no tuvo fortuna en Las Ventas. Al año siguiente sólo toreó siete y diez en 1954.

El 4 de julio de dicho año, en Sevilla, volvió a ser cogido gravísimamente. Recibió una cornada en el muslo izquierdo.

El 15 de agosto de 1956 resultó nuevamente herido de importancia en el coso sevillano, donde tomaría la alternativa al año siguiente, el 21 de abril, de manos de Nacional, con Joselito Huerta como testigo.

Confirmó la alternativa en Madrid el 8 de septiembre, de manos de Mario Carrión. En su segundo toro resultó herido de gravedad por cornada en el muslo izquierdo.

Permaneció como matador de toros un par de temporadas más, con pocas actuaciones, y posteriormente permaneció en el toreo como subalterno de las más importantes figuras. En la corrida de ayer trabajaba como subalterno a las órdenes de Dámaso González.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1982