Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La batalla de las Malvinas

Pérez-Llorca considera 'absurdo' el conflicto

Calificando la situación de las Malvinas de "error histórico y trágico", el ministro español de Asuntos Exteriores, José Pedro Pérez-Llorca, recordó que "el Gobierno español reitera que ha llegado el momento en que la ONU tome una decisión para parar esta situación absurda". Las declaraciones de Pérez-Llorca llegaron al término de una entrevista de setenta minutos con el secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar. José Pedro Pérez-Llorca se reunirá hoy en Washington con el secretario de Estado, Alexander Haig, para ultimar las negociaciones del acuerdo bilateral España-Estados Unidos.Todo ello, en un momento de máxima tirantez diplomática, con centenares de muertos en el Atlántico sur, en el que, por fin, un Estado (Irlanda) decidió pedir la convocatoria del Consejo de Seguridad de la ONU para preparar una resolución que pida el cese inmediato de las hostilidades entre Londres y Buenos Aires y negociar un acuerdo.

"He recordado al secretario general el pleno apoyo del Gobierno español a la actividad de las gestiones que él está realizando", dijo Pérez-Llorca. "También, algunas ideas específicas que puedan contribuir a desmontar la dinámica bélica y a encontrar una solución de fondo". De lo contrario, "se iría a una situación absurda, trágica, anacrónica y monstruosa en las relaciones entre Europa y el continente latinoamericano". PérezLlorca no facilitó ningún detalle de las ideas, todavía inmaterializadas, porque hay necesidad de "discreción en este momento".

Recordó que el tema de fondo "es un problema colonial, en el que los españoles siempre, claramente, hemos estado a favor de la soberanía argentina". Pérez-Llorca añadió que España, por su postura, no había recibido ningún tipo de comentario, ni mucho menos de presión, por parte de los países europeos miembros de las Comunidades Europeas", y no digamos ya de la OTAN, que, según Pérez Llorca, "está completamente al margen de esta cuestión".

En el voto del Consejo de Seguridad del 3 de abril, el representante del Gobierno español en las Naciones Unidas, el embajador Jaime de Piniés, se abstuvo en una votación de clara condena a la acción militar argentina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de mayo de 1982