Natalie Wood murió en un accidente "cuando estaba ligeramente intoxicada"

El forense relata las circunstancias en que se ahogó la actriz

Natalie Wood, la actriz norteamericana que el pasado domingo falleció ahogada en las aguas de la isla de Santa Catalina, cerca de Los Angeles (Estados Unidos), «falleció víctima de un trágico accidente que se produjo cuando se hallaba ligeramente intoxicada», según dijo ayer el médico forense de Los Angeles, Thomas T. Noguchi. En la declaración oficial se señala que el índice de alcohol en la sangre de la protagonista de grandes películas de la reciente historia del cine era del 0,14%. Se estima que una persona se halla bajo la influencia del alcohol cuando ese nivel es del 0,10%.

Más información
Los recuerdos alterados

Aún se desconoce la fecha de funeral de la actriz. La familia desea que, en lugar de flores, los amigos de Natalie Wood envíen donativos a la Iglesia ortodoxa rusa de Los Angeles. Los antepasados de Natalie Wood eran de origen ruso. La actriz deja dos hijas, Courtney, de siete años, y Natasha (el verdadero nombre de la actriz), de once.El médico forense asegura que, «basándose en las pruebas y datos disponibles, parece que la actriz resbaló cuando trataba de subir a bordo del bote, cayó al agua y falleció trágicamente». Natalie Wood había estado en una fiesta con su esposo, Robert Wagner, y unos amigos. Al término de la cena volvió al yate que poseía el matrimonio y luego salió con la intención de dar un paseo en el bote que usaba la pareja para trasladarse a la otra embarcación. La actriz murió al caer al agua cuando pretendía alcanzar la lancha.

Natalie Wood había bebido, según el informe médico, siete u ocho vasos de vino y algunas copas de champaña antes de dirigirse a su yate, después de la cena. Según el forense, lo que pudo haber originado el alcohol ingerido fue la determinación de la actriz de abandonar el yate y dar un paseo en la lancha neumática, que poco antes había sido usada para acercarse a la otra embarcación, de nombre Splendor.

Robert Wagner y Natalie habían cenado con dos amigos en un restaurante de la isla de Santa Catalina. Entre las cuatro personas bebieron dos botellas de vino y otras tantas de champaña. El matrimonio estaba con el patrón del Splendor y el actor Christopher Walken, que estaba rodando con Natalie Wood la película Brainstorm.

Una discusión acalorada entre Robert Wagner y su colega Christopher siguió a la comida. La discusión no tenía, aparentemente, nada que ver con la actriz. A las 22.30 horas, los cuatro amigos regresaron al yate, en la lancha neumática auxiliar. En la cubierta, y después en un camarote, se reprodujo la discusión que se había establecido en el restaurante. Fue entonces cuando Natalie, que se había puesto nerviosa, decidió abandonar el yate y dar un paseo con la lancha neumática.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

El miedo al agua provocaba en la actriz cierta torpeza al pasar de una embarcación a otra. En la mañana del sábado se había caído durante esa operación. En la noche del accidente, cuando pretendió bajar de la cubierta del yate a la lancha, volvió a caerse, esta vez contra el casco del yate. Perdió el sentido. Nadie oyó el golpe. Luego, el cuerpo de la actriz, al igual que la lancha, cuyas amarras habían sido desatadas, fue llevado por la corriente hasta unos acantilados. A la 1.30 horas, Robert Wagner se dio cuenta de la desaparición de su esposa y pidió auxilio por radio. Hasta las ocho de la mañana no fue descubierto el cuerpo sin vida de la actriz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS