Todas las tendencias teatrales participaron en el Festival de Sitges

La mayoría de los 50 espectáculos se estrenaron en el certamen

El reciente Festival Internacional de Teatro de Sitges, celebrado a lo largo de la última semana de octubre, ha presentado un total de cincuenta espectáculos de las diversas tendencias, la mayoría de ellos estrenos absolutos en esta muestra, que año tras año adquiere mayor importancia entre los diferentes festivales teatrales que se celebran.

Junto con los espectáculos presentados por la organización del Festival Internacional de Sitges este año, y fuera de la programación, se dio un off festival al que concurrieron dos grupos con montajes de interés: los franceses Malabars et Paillasen, con un espectáculo de calle, y el montaje Viaje al país Malabar, y la compañía inglesa Foots Barn. Traveling Company, que presentó los tres montajes con los que en la actualidad trabaja en Cataluña: Arthur, basado en la leyenda del rey Arturo; Circo Tosov, donde presentan una renovadora e interesante propuesta del espectáculo circense, e Historia extraordinaria, basada en una adaptación realizada por la compañía del cuento de García Márquez Un hombre muy viejo con alas enormes.

Setenta y cuatro espectáculos se podían ver a lo largo de diez días, a lo que habría que añadir los seminarios y las mesas redondas, que a su vez sumaban un total de diez actos. Si se tiene en cuenta que algunos espectáculos finalizaban a las tres de la madrugada, y tres horas después, antes del amanecer, el mimo catalán Albert Vidal actuaba en el cementerio de Sitges, frente a la ermita de San Sebastián, con su Danza para un momento de silencio, se puede comprender que el festival está realmente saturado.

El Premio Artur Carbonell es quizá el más codiciado de todos los galardones que se conceden y el único que ha quedado de la primera etapa, ya que los primeros nueve años este encuentro no era internacional, y este galardón estaba designado a fomentar el teatro independiente.

En esta edición ha recaído el Premio Artur Carbonell al mejor espectáculo sobre el grupo francés Action Cooperative pour le Théâtre, por su montaje Coriolano, de William Shakespeare, dirigido por Jean Claude Bastos, quien afirma de su obra que «no transcurre ni en Roma ni en Londres. Es la historia de un grupo en el momento presente, dinamizado por los resortes de una fábula».

La mención especial de este mismo premio recayó sobre el montaje La gran especie, ballet basado en El pleito matrimonial del cuerpo y el alma, de Calderón de la Barca, cuya puesta en escena es de José Lainez y el grupo Yauzkari, de Navarra.

El Premio Cau Ferrat, a la mejor aportación artística, se entregó a la compañía italiana Teatro Mobile, por su montaje El amor de don Perlimplin con Belisa en su jardín, de Federico García Lorca, y dirigido por Gianni Pulone. El grupo húngaro Universitas Együttes, de Budapest, fue merecedor del accésit de este mismo premio por su obra Zalic o el destino de Voltaire, dirigida por lmre Katona.

El Premio Santiago Rusiñol se concede al mejor texto presentado al festival, y en la presente edición se ha considerado que era Desde la sangre y silencio, del autor Jorge Díaz.

El Premio Lysístrata se otorga al mejor montaje y texto de aportación feminista. Su jurado está compuesto por mujeres, y ha recaído en la puesta en escena del Teatro de la Ribera, de Aragón, de la obra Desencuentros, cuyo texto y dirección es de Pilar Laveaga. Como mejor texto de esta modalidad se ha considerado la obra de Rosa Victoria Gras El grito dentro de una caja de algodón.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS