Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA-LEON

El Gobierno Civil paraliza la concentración parcelaria en un pueblo de Salamanca

El gobernador civil de Salamanca ha ordenado paralizar la concentración parcelaria de Puebla de Yeltes tras los enfrentamientos producidos entre los vecinos y los ingenieros del IRYDA, que acudieron el pasado lunes al pueblo para proceder a la tarea de medición y amojonamiento de los terrenos, y que tuvieron que ser protegidos por la Guardia Civil. Según el alcalde de Puebla de Yeltes, los vecinos no están dispuestos a abandonar sus tierras y «no aguantan más, ni con Guardia Civil ni sin ella».

El problema de la concentración en Puebla de Yeltes data de hace más de diez años y tiene enfrentados de forma irreconciliable a unos vecinos contra otros. En la distribución realizada por el IRYDA, según los opositores se favorecía a unos cuantos y se perjudicaba, sobre todo, a los ganaderos, al dividir las tierras de pastos, en su mayoría terrenos comunales. Sin embargo, los plazos y condiciones de carácter administrativo han llegado a su fin, según el delegado de Agricultura y todos los vecinos han de someterse de forma obligatoria a las resoluciones finales.

El problema que sufre este pueblo de 340 habitantes fue llevado a los tribunales, y la vista del caso está prevista para el próximo 6 de noviembre, en la Sala Cuarta del Tribunal Supremo. No obstante, el delegado de Agricultura ha manifestado a EL PAIS que «las acciones administrativa y judicial son independientes, y, por tanto, no es preciso esperar la sentencia».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de octubre de 1981