Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SUCESIÓN DE SADAT

El presidente sudanés no descarta un ataque contra Libia

El presidente sudanés, general Gaafar el Numeiri, habló ayer de la posibilidad de que Sudán lance un ataque contra Libia para salvaguardar su propia seguridad. En una entrevista publicada en el periódico libanés An Nahar, Numeiri dijo que considera inminente un ataque libio tras la intensificación de las escaramuzas fronterizas.El presidente sudanés y su esposa participaron en el referéndum egipcio que designó a Mubarak nuevo presidente de la República. La explicación de este insólito gesto es, según la agencia oficial egipcia de noticias, que Numeiri y su mujer "consideran Egipto como su segunda patria".

En sus declaraciones al diario de Beirut, el líder sudanés afirma que "la amenaza de la agresión libia continúa, por lo que hacemos planes para defendernos... En términos militares, con los que estoy familiarizado, la autodefensa puede adoptar la forma de una ofensiva. En otras palabras, es posible que la batalla se traslade a Libia".

Pero Numeiri ha ido todavía más lejos en unas declaraciones a la agencia AFP, a la que dijo ayer en la capital egipcia que "Gadafi debe ser liquidado fisicamente a cualquier precio, incluso si es preciso arrojarle al mar o tirarle desde un avión... Es un animal que no comprende nada del comportamiento humano... Debemos llevar nuestro combate al interior de su país y derrocar su régimen".

Estados Unidos ha decidido incrementar rápidamente su ayuda militar a Sudán tras el asesinato de Sadat. En las entrevistas sostenidas en El Cairo entre Alexander Haig, secretario norteamericano de Estado, y Numeiri, Washington ha prometido el envío rápido a Jartum de material de guerra altamente sofisticado, así como un equipo de consejeros militares que estarán encargados de adiestrar al Ejército sudanés en el manejo de armas norteamericanas. El papel de estos especialistas, que podrían llegar a Sudán antes de que concluya este año, estará limitado al adiestramiento de las fuerzas sudanesas, según señaló Dean Fischer, portavoz del Departamento de Estado. Fischer se negó a precisar el número de consejeros militares norteamericanos que podrían ser enviados a Sudán.

El reforzamiento de la alianza entre Sudán y Estados Unidos ha sido duramente atacado por la oposición exterior al régimen del presidente Numeiri. En un mensaje difundido el lunes por la noche en la capital libia, el Frente Socialista Sudanés afirma que Numeiri "facilita con su actitud la tarea de las fuerzas revolucionarias que le ejecutarán en nombre del pueblo".

El Frente Socialista Sudanés afirma que "el lacayo Numeiri caerá víctima de las balas del pueblo árabe, no sólo por haberse vinculado a la traición de Sadat, sino por tratar de llenar el vacío dejado tras la liquidación de su amo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1981