Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Personalidades de las dos Alemanias piden una reunificación basada en la neutralidad

En una carta abierta al líder soviético, Leónidas Breznev, que el mes de noviembre visitará la República Federal de Alemania (RFA), 130 ciudadanos de este país y veintisiete de la República Democrática Ale mana (RDA), que constituyen un amplio espectro que va desde el disidente de la RDA Robert Havemann a la actriz Romy Schneider, piden el desarme y la salida de las fuerzas de ocupación de las dos Alemanias, como punto de partida para una reunificación alemana, basada en la neutralización del país.

La carta a Breznev fue presentada ayer a la Prensa en Bonn por el historiador Peter Brandt, hijo de Willy Brandt, junto con la presidenta federal de los verdes (partido ecologista), Petra Kelly; dos diputados socialdemócratas, dos escritores, un exiliado de la RDA y el abogado berlinés Otty Schily, defensor de las militantes de la Fracción del Ejército Rojo ( ultraizquierdista) Ulrike Meinhof y Gudrun Ensslin, muertas ambas en la cárcel.De este lado de la frontera firman la carta el ex general Gert Bastian, la feminista Alice Schwarzer, el obispo protestante Kurt Scharf, las actrices Romy Schneider y Angela Winkler, escritores como Martin Walser y Rolf Hochhuth, el cantautor Wolf Biermann, cuatro diputados socialdemócratas y un largo etcétera hasta 130 prominentes personalidades. La carta plantea, desde una perspectiva de izquierda, la vieja cuestión alemana, pide la reunificación sobre la base de una neutralización del país y la retirada de las fuerzas de ocupación en las dos Alemanias.

La carta reconoce que "este objetivo les parece a muchos alemanes deseable, pero, de momento, utópico. No pueden imaginarse que la Unión Soviética esté dispuesta a renunciar a sus bases militares en la RDA, pero creemos que esto podría ser posible si las bases militares de Estados Unidos en la República Federal de Alemania, y también en Europa, se desmantelan. Al mismo tiempo, en un tratado de paz se fijaría y garantizaría por las grandes potencias que nunca más en Alemania se crearía un potencial militar agresivo".

La carta recuerda a Breznev que la Unión Soviética, hasta los años sesenta, pidió la desmilitarización y neutralización de Alemania. "Treinta y seis años después del fin de la guerra, ahora ha convertido en una necesidad urgente la firma de un tratado de paz y la retirada de las fuerzas de ocupación de las dos partes de Alemania".

La carta recuerda los veinte millones de soviéticos y más de cinco millones de alemanes muertos en la segunda guerra mundial, y alude al "potencial aniquilador" acumulado en la línea de demarcación europea, "suficiente para matar a toda la humanidad, no una, sino cinco o diez veces".

Mientras tanto, el Kremlin prepara una batalla en el terreno político como respuesta a la nueva política militar de EE UU.

Esta contraofensiva está basada en la existencia, según Moscú, de un equilibrio estratégico aproximado en Europa, y la denuncia de una "campaña de intoxicación" norteamericana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 1981

Más información

  • En una carta a Breznev, plantean la retirada de las fuerzas de ocupación