Mitterrand, fiel aliado de Reagan

(...) Durante la visita del presidente Mitterrand a Bonn en julio, Brandt intentó, por primera vez, asociar a su amigo y compañero a la campaña de resistencia contra el rearme de misiles.Mitterrand está de acuerdo con el conservador presidente Reagán en que al rearme con misiles Pershing 2 debe dársele prioridad sobre las negociaciones entre las superpotencias. (...)

Por el contrario, le dijo Brandt, el Partido Socialdemócrata alemán desea una solución cero: los americanos deben renunciar a la instalación de nuevas armas en Alemania y, los rusos reducir el número de sus proyectiles SS 20.

Mitterrand expresó su comprensión por las preocupaciones de sus amigos alemanes y aseguró que él mismo era antimilitarista. Pero no dejó ninguna duda de que no estaba de acuerdo con esa solución cero.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

El presidente francés agregó que, con sus misiles, los soviéticos se encuentran en una situación de supremacía. No les queda a los occidentales otra solución que el rearme americano y negociar con Moscú desde una posición de fuerza. (...).

En Ottawa, Mitterrand insistió que el rearmamento era más importante que la negociación sobre el control de armas. Así, el jueves de la semana pasada se hundieron las esperanzas de Brandt de que Mitterrand hiciese suyas las preocupaciones alemanas. Y cuando Willy Brandt le dijo a Mitterrand que los alemanes estaban hasta las narices de que los americanos les tratasen como una colonia, el presidente francés, encogiéndose de hombros, le contestó: "Es la secuela de la última guerra mundial".

El amigo Mitterrand se sitúa más bien al lado de Helmut Schmidt. Y no oculta que ha invitado al canciller alemán a visitarle en su casa de París o en su finca de Latche.

24 de agosto

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS