Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schmidt cree indispensable un acuerdo Moscú-Washington sobre euromisiles

Los políticos más destacados de la República Federal de Alemania, con motivo del cuarenta aniversario de la invasión de la Unión Soviética por la Alemania nazi, afirmaron que habrá que hacer todo para que «nunca más se inicie una guerra desde territorio alemán».El canciller federal, el socialdemócrata Helmut Schmidt, en una extensa declaración, insistió en que el doble acuerdo de la Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN) deberá conseguir negociaciones entre las dos grandes potencias.

Schmidt manifestó que, teóricamente, esas negociaciones pueden llevar a la situación ideal de que «los soviéticos destruyan la mayor parte de sus más de doscientos SS-20 (cada uno con tres cabezas nucleares). Entonces Estados Unidos tampoco tendría necesidad de estacionar ningún nuevo cohete en Europa occidental. El canciller declaró que los nuevos cohetes de alcance medio norteamericanos se estacionarán dentro de dos años y medio y «una limitación, aunque no se llegue a cero, sería mucho mejor que una situación sin acuerdos».

La declaración de Schmidt se une a las realizadas en el mismo sentido por el presidente socialdemócrata Willy Brandt y el ministro de Asuntos Exteriores, el liberal Hans Dietrich Genscher, que también evocaron el cuarenta aniversario de la invasión a la Unión Soviética.

El presidente del SPD y de la internacional Socialista, Willy Brandt, declaró que «el horrible fin de una guerra contra todo el mundo iniciada por un loco y sus seguidores fue el fin de un capítulo de la historia alemana, marcado por el orgullo desmesurado del nacionalismo».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1981