Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Habrá huelga de médicos después de Semana Santa

Los representantes de los médicos integrados en la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos decidieron «comenzar la huelga médica en todos los centros dependientes de las diputaciones provinciales en la semana siguiente a Semana Santa». Además, la huelga podría extenderse también a los centros sanitarios dependientes de la Seguridad Social en caso que no haya acuerdo en las negociaciones que la Confederación mantiene actualmente con el Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social, referidas a reivindicaciones salariales, ordenamiento general de la asistencia sanitaria, organización de las guardias médicas y otras.A su vez, la Diputación Provincial de Madrid ha incoado expedientes disciplinarios a 32 de los 41 jefes de servicio por «desobediencia reiterada a las órdenes de la presidenta del Consejo de Administración», María Gómez Mendoza, quien les requirió información sobre las repercusiones de la huelga que se sigue en el hospital en sus respectivos departamentos.

MÁS INFORMACIÓN

La asamblea permanente de médicos del Hospital Provincial emitió ayer un comunicado en el que se considera expedientada en la misma medida que sus compañeros.

Según sus propios datos, la Confederación es el sindicato más importante de España, con representación más abundante en veintidós provincias. En las últimas elecciones sindicales sacó 375 delegados, frente a 262 de Comisiones Obreras y 227 de UGT, entre otras organizaciones sindicales.

Pasa a página 21

32 jefes de servicio del Hospital Provincial expedientados por desobediencia reiterada

Viene de primera páginaLa Confederación reunió en Madrid a los representantes de todos los sindicatos médicos de las regiones y provincias en que están constituidos, para analizar y tomar postura ante dos problemas: la situación en el Hospital Provincial de Madrid y la situación sanitaria y sociolaboral en todo el país en cuanto afecte a la clase médica.

Respecto al primer punto, la asamblea tomó postura claramente a favor de sus compañeros en huelga y adoptó dos acuerdos fundamentales: el primero es «ir organizando en los centros dependientes de las diputaciones todos los preparativos para entrar en «huelga médica», y el segundo, ya citado, de que la huelga comenzaría de todas formas en la semana siguiente al puente de Semana Santa.

Razones de la huelga

El doctor Juan Blázquez, secretario general de la Confederación de Sindicatos Médicos, y Javier Valero, presidente, ofrecieron ayer una conferencia de Prensa para analizar el alcance de los acuerdos tomados. Además de lo relativo al Hospital Provincial, la Confederación inició ayer negociaciones con el Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social, Jesús Sancho Rof, «con el fin de resolver el espinoso tema de las, subidas salariales», lo que afecta ya a todos los facultativos del país.

Según expuso Juan Blázquez en la conferencia de Prensa, la huelga general puede desencadenarse por varias causas diferentes. Una es la solidaridad con sus colegas del Hospital Provincial, huelga esta que afectaría sólo a los centros dependientes de diputaciones. Pero al mismo tiempo, cada colectivo de médicos de cada hospital aprovechará la ocasión para plantear sus propios problemas.

En tercer lugar, si las negociaciones con el Ministerio no arrojan frutos positivos para los médicos, podría convocarse también a la huelga en todos los hospitales de la Seguridad Social.

La Confederación ha decidido constituirse en asamblea permanente para seguir de cerca el desarrollo del conflicto y las posibles negociaciones que puedan darse entre los médicos del Hospital Provincial y la dirección.

Los médicos del hospital insisten en la dimisión de Barros, la anulación de los expedientes y el reconocimiento de su derecho a la representatividad, aunque ya no sea para discutir el convenio franja, sino para que sus reivindicaciones se incluyan en el convenio general.

Sin embargo, lo máximo que ofrece la dirección del centro es que los médicos se integren en la comisión negociadora del convenio general, pero no como parte de la representación sindical, sino en calidad de asesores. María Gómez. Mendoza, presidenta del Consejo de Administración del centro, declaró ayer que la ley establece claramente que los únicos que pueden pertenecer al comité con todos los derechos son los representantes elegidos en las elecciones sindicales.

El presidente de la Diputación Provincial, José María Rodríguez Colorado, ha ordenado la incoación de expedientes disciplinarios a los 32 profesores jefes de servicio que se negaron a responder a los escritos sucesivos enviados por la dirección del centro pidiéndoles que informaran sobre el funcionamiento de los servicios y su actitud frente a la huelga. María Gómez Mendoza quiso dejar bien claro ayer que los expedientes se incoan por desobediencia reiterada. Se ha dado el caso de un profesor que respondió en el sentido de que él sí estaba en huelga, y no se le ha abierto expediente, puesto que, al margen de cuál sea la contestación, ha contestado.

De los 32 profesores expedientados, dos de ellos -Agustín Aznar y Manuel Hidalgo Huerta- lo han sido doblemente, puesto que se investigará también si son ciertas unas intervenciones hechas en asamblea que se consideran por la Diputación lesivas para los intereses de los enfermos y perturbadoras para el funcionamiento del hospital. A ambos se les ha aplicado preventivamente la suspensión de empleo y sueldo.

Los restantes treinta profesores son: Rafael Alcalá Santaella, José Avilés Velastegui, José María Barrios García, Alfredo Calcedo Ordóñez, Juan Diez Yanguas, Julio Escalona Zapata, Enrique Fernández Basave, Emilio Folque Gómez, Ricardo Franco Manera (a quien el 3 de abril se le sobreseyó otro expediente, muy anterior al conflicto), Antonio García de la Fuente, Pedro Gómez Fernández, Luis González Coviella, Gerardo Jaquetti del Pozo, Antonio López Zanón, Juan Gerechter Conh, Luis Martín Sanz, Javier Matos Aguilar, Luis Menarguez Carretero, Angel Monturiol Rodríguez, Julio Muñiz González, Angel Ortega Núñez Isidoro Pato Castel, Francisco Palenzuela Sainz, José María Poveda Ariño, José Luis Río Cabañas, Ramiro Rivera López, José María Trincado Dopereiro, Francisco Vaquero González, Fernando Valderrábano Quintana y Guillermo Santa María López.

Los nueve jefes de servicio no expedientados son los doctore Barros, Clavero, Caballero Sacristán, Oñate, Crespo, Peraita, Campoy y Pérez Modrego

Las medidas disciplinarias contra los huelguistas (que en los caso de médicos funcionarios exigen primero un expediente, y en el caso de los médicos laborales puede llegar al despido fulminante sin expediente previo) no se han adoptado todavía, a la espera de que contesten oficialmente a la oferta de la Diputación sobre su inclusión en el comité negociador del convenio colectivo en calidad de asesores.

Mientras tanto, la situación en el hospital es normal, excepto en las consultas externas, que siguen prácticamente paralizadas. Ayer se dio de alta a 65 enfermos, una cifra muy superior a la de días pasados, por lo que ya hay camas libres y se aleja el peligro de la saturación del hospital. Desde ayer precisamente se encargan de dar las altas, junto a los jefes clínicos, varios inspectores de la delegación de la Seguridad Social, aunque Gómez Mendoza no quiso sacar conclusiones.

La Diputación informó también que no ha rechazado la mediación del Ministerio de Trabajo en el conflicto, sino sólo la del secretario de Estado para la Sanidad, Luis Sánchez Harguindey, por entender que había adoptado una postura que no asegura su imparcialidad a lo largo de unas amplias declaraciones que publicó EL PAIS el domingo.

Los comités de empresa de los centros hospitalarios de Puerta de Hierro, Primero de Octubre, Hermanos Laguna, Virgen de la Torre, Niño Jesús y Gran Hospital, todos ellos en Madrid, han mostrado su apoyo total a la Diputación Provincial.

A última hora de la noche de ayer, el Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social emitió una nota en la que, evitando pronunciarse sobre el conflicto, daba cuenta de la reunión que se estaba celebrando entre las partes implicadas y cuyo resultado se desconocía a la hora de cerrar esta edición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de abril de 1981

Más información