El escritor Garcia Márquez abandona Colombia por razones de seguridad personal

El escritor colombiano Gabriel García Márquez partió anoche rumbo a México, bajo protección del Gobierno de este país. García Márquez subió a bordo de un avión de la compañía Aeroméxico en el aeropuerto internacional Eldorado, de Bogotá, hacia las 21.30 (hora de Madrid).El escritor colombiano se refugió en la noche del miércoles en la residencia de la embajadora mexicana en Bogotá, María Antonia Santos, a quien solicitó protección por considerar que estaba siendo perseguido por las autoridades militares colombianas.

Sin embargo, el asilo político pedido por García Márquez no le fue concedido, pues, según la cancillería nacional, en su contra no existe orden de detención ni requerimiento alguno.

García Márquez viajó acompañado de su esposa, Mercedes Barch, y fue acompañado hasta el avión por la embajadora Santos.

García Márquez fue interrogado por los periodistas sobre el anuncio del Gobierno de que su actitud forma parte de una campaña para desprestigiar al Ejecutivo colombiano, acción que llevan a cabo las izquierdas del país. «Ya; ese es un cargo grave. Entonces sí hay un cargo contra mí», respondió.

García Márquez explicó que pidió a la Embajada de México en Bogotá simplemente que le diera protección para salir del país.

Requerido para que diera una declaración política, manifestó que «no hago declaraciones políticas, pero el mismo hecho de mi salida de Colombia, es síntoma de la situación del país».

El autor de Cien años de soledad afirmó que la situación nacional simplemente es muy confusa y «prefiero esperar que se aclare, para que no cometan un error conmigo».

Gabriel García Márquez, de 52 años de edad, uno de los más relevantes novelistas latinoamericanos, ha mostrado permanentemente convicciones políticas de izquierda. Durante una etapa de su vida residió en Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 26 de marzo de 1981.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50