Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Gracias, diputado

El pasado día 17 tuvo lugar un hecho insólito en cualquier país con tradición democrática, al pretender hurtarle al pueblo el informe del Gobierno al Parlamento sobre hechos ocurridos los días 23 y 24 de febrero, como consecuencia de la intentona golpista.Pero está claro que no estamos en un país democrático y, sobre todo, no estamos administrados por un Gobierno democrático, que es distinto a que haya sido elegido, más o menos, democráticamente.

De ahí que algo cuya única víctima real hubiera sido el pueblo, algo que a quien más interesa es al pueblo, pretenda ser secuestrado a su conocimiento, reservándolo para la pequeña élite de «enterados» que componen el Congreso.

Un gran porcentaje de parlamentarios de UCD podrían, sin el menor rubor, ostentar cargos en un Gobierno goligista. Muchos ya tuvieron altos Cargos en la dictadura franquista. ¿A quién puede sorprender que hombres como Martín Villa, Sancho Rof, Calvo Sotelo, Sánchez Terán, Adolfo Suárez, etcétera, tengan la democracia como una herramienta para mantener el poder que ya tenían con la dictadura?

Por todo ello, es necesario dar las gracias a ese compañero parlamentario que, haciendo honor a su compromiso con sus electores, en definitiva, con el pueblo, facilitando el «secreto» informe del Gobierno. Ese es un ejemplo real de eso que siempre se proclama en las campañas electorales, de que el pueblo es lo que importa, pero que muy pocos cumplen./

Secretario General de la Federación Estatal de Banca, Bolsa, Crédito y Ahorro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de marzo de 1981