Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los regadíos sólo ocupan el 13% de las tierras cultivadas en España

Los ingenieros españoles han pasado revista a la problemática que les afecta, como colectivo al servicio de la sociedad, en el transcurso de las jornadas técnicas organizadas por el Instituto de la Ingeniería de España con motivo de su 75º aniversario. Los tres grandes bloques de conferencias trataron sobre el agua como recurso natural, el problema de la energía y las relaciones entre la ingeniería, el transporte y las comunicaciones.Por lo que respecta al agua, el ingeniero de caminos Clemente Sáenz analizó la regulación de los ríos en nuestro país como única posibilidad para compensar la irregularidad hidrológica en el tiempo y en el espacio. Según Clemente Sáenz, el agua es ya un bien escaso en España, al margen de coyunturas de sequía como la actual, por lo que se requiere una ordenación cada vez más rigurosa, con una planificación hidrológica integral, y contando también con las aguas subterráneas, que pueden jugar un papel decisivo como elemento de regulación. Por lo que respecta al aprovechamiento agrícola del agua, el ingeniero agrónomo Francisco de los Ríos expuso un ejemplo práctico, el de los regadíos de la cuenca del Ebro, donde en los últimos dieciséis años se han construido nueve embalses que atienden 451.000 hectáreas de nuevos regadíos. Francisco de los Ríos indicó que en todo el mundo los regadíos sólo ocupan un 15 %de las tierras cultivadas, porcentaje que en España es de sólo el 13 %. El agua, en los cultivos en regadío, duplica la superficie cosechada, multiplica por diez el valor de la tierra y aumenta el rendimiento agrícola hasta treinta veces, dando hasta cincuenta veces más trabajo que el secano.

Finalmente, el ingeniero de montes Filiberto López Cadenas analizó el agua como recurso natural renovable y motor de la naturaleza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de marzo de 1981