Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No habrá reunión Reagan-Breznev, por el momento

El secretario de Estado norteamericano, Alexander Haig, declaró ayer en Washington que no habrá una reunión en la cumbre con la Unión Soviética en el futuro próximo, y que la reanudación del diálogo entre las dos superpotencias dependerá de la rapidez con que Moscú ponga fin a su «intervencionismo ilegal», especialmente en Afganistán.Haig hizo estas declaraciones en un desayuno con la Prensa, donde ,admitió la posibilidad de que él mismo celebre entrevistas con el embajador soviético en Estados Unidos sobre el conjunto de problemas que afectan a ambos países, pero condicionó la celebración de encuentros a más alto nivel al fin del «intervencionismo» soviético.

Por otra parte, el embajador norteamericano en la Conferencia de Madrid, Max Kampelman, rehusó pagar ayer un precio por supuestas concesiones hechas por la Unión Soviética,

Para justificar la necesidad de ampliar los parámetros de las medidas militares para aumentar la confianza (CBM), Kampelman 'recordó que en los últimos días se han producido acontecimientos en una zona de Europa donde las tensiones se manifiestan con toda gravedad, en una referencia velada a las maniobras del Pacto de Varsovia en Polonia.

El delegado norteamericano subrayó la gravedad de no haber sido informados de tales movimientos de fuerzas, lo que contradice el espíritu del Acta Final de Heisinki.

Kampelman calificó de «simple gesto» el ofrecimiento hecho por el líder soviético, Leónidas Breznev, de ampliar la zona de aplicación de las CBM a toda Europa, incluido todo su territorio en este continente.

El jefe de la delegación estadounidense reiteró el apoyo de su país a la propuesta francesa sobre convocatoria de una conferencia europea de' desarme, en la que se aprobarían medidas militares para aprobar la confianza, que deben reunir cuatro condiciones: ser militarmente significativas, verificables, obligatorias y extensivas a todo el territorio europeo, del Atlántico a los Urales.

Eljefe de la delegación soviética en la Conferencia de Madrid, Leónidas llichov, mostró su desacuerdo con el discurso de Kampelman, anunció su próxima respuesta e insistió en que la propuesta de Breznev no era un gesto vacío, sino «una generosa propuesta».

En la sesión plenaria de ayer intervinieron también los delegados de Checoslovaquia, Rumania y Bulgaria. El delegado rumano, Ion Datcu, señaló su preocupación por la prolongación de la Conferencia de Madrid e instó a los participantes a hallar una solución.

En el primer grupo de redacción de la Conferencia se inició ayer el examen del proyecto de resolución de lucha contra el terrorismo elaborado por España y apoyado por otros siete países occidentales.

El Gobierno chileno pidió a la Embajada francesa en Santiago de Chile la entrega de dos profesores refugiados, en. esa misión diplomática. El pasado martes ingresó en la Embajada de Francia el matrimonio formado por Juan Arellano y Marecla Espinoza, esta -última en avanzado estado de gravidez. La pareja solicitó asilo político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de marzo de 1981