"Lili Marlen", de Fassbinder, presentada en Berlín

ENVIADO ESPECIALMientras se siguen esperando las películas «fuertes» de la competición, el ambiente del festival se desarrolla fuera del mismo, en las secciones «paralelas», adonde acude la mayor cantidad del público.

El director más popular de estos últimos años en la cinematografía alemana -Fassbinder- ha presentado su Lilí Marlen directamente en las salas comerciales, siendo así el más coherente respecto a la postura de los productores.

Las películas en competición siguen sin entusiasmar. La soviética 26 días en la vida de Dostoievski es un buen ejemplo de cine trasnochado, de qualité, sin emoción ni interés. Una taquígrafa ayuda al escritor mientras éste concluye su novela El jugador, se enamora de él y continúa a su lado, ayudándole también a concluir Crimen y castigo. Película previsible, tópica y aburrida, que recibió, sin embargo, fuertes aplausos del público. Todo lo contrario de la china Volverán las golondrinas, celebrada con risas y silbidos cuando, siendo un melodrama grotesco con padres y madres, hijos que sufren y las inevitables bailarinas que se quedan cojas, ofrece la curiosidad de servir de vehículo a una moraleja claramente política: es necesario olvidar el pasado, hacer que nuestros hijos no paguen nuestros viejos horrores y no rebuscar más en ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 17 de febrero de 1981.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50