Crítica:CINE / "PEPI, LUCY, BOM Y OTRAS CHICAS DEL MONTON"Crítica
i

Con Groucho Marx y Mae West

Pocas películas en la historia del cine español han llegado, como esta, a tal grado de corrosión, libertad, imaginación, frescura y humor. En pocas también han podido unirse con tanta inteligencia la caricatura de una forma de vida en decadencia con la propuesta de un nuevo concepto de las relaciones. Aquí no se perdona nada, se cita todo, estableciéndose con el espectador una comunicación insólita que puede conducir tanto al rechazo indignado como al aplauso incondicional. Se piense lo que se piense de Pepi, Lucy, Bom..., nadie podrá discutir que estamos ante una obra sorprendente y, hasta ahora, única.No hay forma de resurgir la película en unas frases. Si bien es cierto que en algunos momentos el enloquecido ritmo de. su acción tiene momentos bajos y, desgraciadamente, quizá, sus últimos minutos están entre ellos-, no lo es menos que pretender clasificarla en función de su anécdota nos remitiría a una superficialización que traicionaría lo mejor que tiene. Esta es una película que se remite a varios y antagónicos conceptos de la cultura popular para aunarlos en un divertimento delirante que exige la complicidad o el escándalo. Aquí tenemos desde el comic de nuestros días hasta el más legendario de Mariló, pasando por las novenas, los seriales radiofónicos, los cuentos de policías y ladrones, la zarzuela, las mesas camilla, los cojines informales, la droga y, sobre todo, el amor. Pero el amor visto con el humor de quien se ríe de las represiones propias y ajenas, con la ternura y el desencanto de quien está harto de cortapisas y coloca la realidad íntima de cada uno en el lenguaje timorato de las convenciones. La bofetada que supone ese contraste es uno de los más brillantes aciertos de Pedro Almodóvar, que realiza aquí su primer largometraje profesional, socavando con auténtica osadía los más respetables tabúes de nuestra boba sociedad. Ayuda al sorprendente resultado de la película una amplia lista de actrices y actores, sensibles, cachondos y riguroso; que raras veces podrán compartir un. trabajo tan coherente como acertado: Carmen Maura, Eva Siva, Alaska, Kitty Manver y Concha Gregori junto con Félix Rotaeta y los dibujos de Ceesepe y la música de Los Pegamoides de boleros, pasodobles y varias cosas más.

Pepi, Lucy, Bom y otras chicas del montón

Guión y dirección: Pedro Almodóvar. Intérpretes: Carmen Maura, Félix Rotaeta, Alaska, Concha Gregori, Kitty Manver, Eva Siva. Fotografía: Paco Femenia. Montaje: Pepe Salcedo. Española. Comedia. Color. Locales de estreno: California y Peñalver.

Heredero de Groucho Marx y Mae West, Pedro Almodóvar no ha merecido la difícil suerte de su película, rodada con escasísimos medios a lo largo de un año, en cooperativa, sin apoyos. Triste suerte esta, común a tantas y tantas nuevas películas españolas, que luchan como pueden contra la marginación en que las coloca la masiva afluencia de poderosas películas americanas. Como alguien no lo arregle pronto, productos como este serán cada día menos usuales; en su lugar tendremos los melodramas mediocres del cine yanqui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de octubre de 1980.