Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dibujante de historietas Enric Sió presento su libro "Mara"

El dibujante de historietas Enric Sió, uno de los creadores más importantes del comic europeo, presentó el pasado fin de semana, en la librería Totem Comics Shop, de Madrid, el libro Mara, donde se recogen las dieciséis narraciones o cuentos de la serie, dibujados entre 1970 y 1975 para la revista italiana Linus. En la colección española de Totem han aparecido en los últimos meses sus trabajos Profanadores de tumbas y Aghardi, obra premiada en el salón de Lucca, como autor de vanguardia.

Un hermetismo abierto, una violencia cotidiana, un erotismo adolescente, la realidad y el sueño, son algunos rasgos que definen los dibujos y guiones de Enric Sió (Badalona, 1942), autor que publica en la actualidad en las revistas especializadas Pilote (Francia), Linus (Italia) y Totem (España), creador de obras como Lavinia 2016 (1967), Aghardi (1969), Mis miedos (1970) y las ilustraciones del libro sobre la Inquisición titulado Autodafe, premiado en 1976. Obtuvo en 1971, en Lucca, el premio Yellow Kid al mejor dibujante extranjero. Ha residido durante varios años en Milán y París; desde el año pasado vive de nuevo en Barcelona.«Mara es la historia de una familia, que puede ser catalana, bajo el franquismo», declara Enric Sió. «La historia fabulada de mi propia familia, con mentiras disfrazadas de verdad y al revés. Es una visión idílica o terrorífica de una infancia, adolescencia y madurez, todo mezclado; una forma de expulsar mis fantasmas para que no molesten mucho. Tanto en las imágenes como en el texto procedo de una forma intuitiva, son los demás los que descubren otras causas. Acabo de hacer un guión humorista, Finisterre, y un amigo ha descubierto que es una perfecta definición de la esquizofrenia. Me han descubierto que los personajes esquizoides son mis favoritos».

Frente a las posibles dificultades de interpretación de su obra, y en concreto la serie de Mara, opina que la lectura es también una labor de creación. «Una persona es una realidad total, desde los aspectos privados hasta el papel social. Cuanto más se profundiza en uno mismo mejor se aclara todo el entorno. En la lectura de una obra muy abierta tiene que haber una predisposición del lector con el creador. En realidad hago propuestas de trabajo al lector, una forma de construir juegos y respeto todas las actitudes».

La propuesta de obra abierta es esencial para Enric Sió. «A través de los dibujos, los diálogos y los sonidos ofrezco una rebanada de vida, con la intención de causar sensaciones en el lector, como escenas que se pueden presenciar desde el ojo de una cerradura. En Mara no hay historias reales, todo está fabulado. La idea central era la vida tomada como un rito, una vida muy litúrgica. donde los hechos más mínimos de los personajes se transforman en un ritual. No hay en ello una regresión a la infancia; me interesa la parte de infancia que está hoy presente».

El método de trabajo de Sió es singular: a partir del guión se fotografían las distintas escenas representadas, que se pasan al dibujo con varias técnicas. Admite que este método es influencia de los ilustradores americanos, con documentación rigurosa y vivencia de los lugares. La planificación de la viñetas es semejante a la técnica cinematográfica, con montaje parecido a un corto.

Enric Sió opina que el «comic para adultos» va a evolucionar hasta el límite de sus posibilidades. «El público tiene una visión parcial del comic; es como si el cine se identificara con el género del western»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de mayo de 1980