Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una aventura complicada

La aventura de El crimen de Cuenca comenzó hace cinco meses, cuando fue denegado el trámite para la exhibición de la película, que había sido solicitado el 27 de noviembre de 1979. El 12 de diciembre, la Dirección General de Cinematografía comunicó a la productora que la Administración había estimado que la película podía tener escenas delictivas, por lo que, según prevé la ley -en este caso, el decreto 3.071 del Ministerio de Cultura, de 11 de noviembre de 1977-, el Ministerio del Interior puso el tema en conocimiento del ministerio fiscal.El día 2 de febrero, sin que la productora ni la realizadora del filme recibieran ninguna citación al respecto, se presentan en la productora inspectores de policía con una orden del Tribunal Militar Permanente número cinco de secuestrar todas las copias existentes de la película. Diecinueve días más tarde son citados el director de la compañía de distribución y el productor en el juzgado militar notificarles el auto de secuestro mientras tanto, transcurridos los dos meses preceptivos, se había presentado, el día 15 de febrero, un escrito al Ministerio de Cultura por el que se solicitaba que otorgara la licencia de exhibición.

El crimen de Cuenca, seleccionada para representar a España a finales de enero, se exhibió en el Festival Internacional de Cine de Berlín, el día 25 de febrero, con muy buena acogida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de abril de 1980