Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Dos

reconocimientos bienvenidos: uno, el que le ha hecho el pueblo de Málaga a su vecino el poeta Jorge Guillén; otro, el realizado por el Patronato del Pedrón de Ouro, de Santiago de Compostela, al escritor gallego Alvaro Cunqueiro. A Jorge Guillén el Ayuntamiento malagueño le ha entregado el título de hijo adoptivo de la ciudad. La entrega la hicieron, en nombre del municipio, cuatro niños, alumnos del colegio nacional Jorge Guillén. Y lo que el patronato gallego citado entregó a Alvaro Cunqueiro fue el Pedrón de Ouro de 1980, por su obra en beneficio de la cultura y el idioma gallegos. Un gallego de larga adopción, el profesor Abel Bonhier, de la Universidad de Poitiers, fue distinguido por la misma entidad con el Pergamiño de Honra, por suúbra La Galicia, resultado de un estudio que obligó al señor Bonhier a permanecer en Galicia durante dieciocho años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de abril de 1980