Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ratificado el tratado soviético-afgano

El Presidium del Soviet Supremo de la URSS y el Consejo Revolucionario afgano ratificaron el viernes y sábado, respectivamente, el acuerdo entre los Gobiernos de Moscú y Kabul sobre las condiciones de «la presencia temporal de un contingente limitado de tropas soviéticas» en Afganistán, según anunció la agencia Tass.Este acuerdo, cuyos detalles no han sido dados a conocer, fue firmado el pasado 14 de marzo en Moscú, durante la visita oficial del ministro afgano de Asuntos Exteriores, Sha Mohammed Dost. Con motivo de esta visita Andrei Gromyko, ministro soviético de Asuntos Exteriores, subrayó que toda solución negociada del problema afgano pasaba por un reconocimiento de la legitimidad del Gobienio prosoviético de Kabul.

El tratado soviético-afgano da forma jurídica legal a la presencia de las tropas soviéticas en Afganistán y, aunque no ha sido hecho público en su totalidad, parece que no contiene ninguna precisión sobre una eventual retirada incondicional del Ejército soviético.

Algunos observadores, al percibir la inclusión de la palabra «temporal» en el enunciado creyeron que se trataba de un documento con un compromiso mutuo para fijar un plazo a la presencia soviética en Afganistán.

Pero una lectura profunda de la parte revelada, explicada por las posteriores declaraciones oficiales del Kremlin, desmintió esta versión.

La palabra «temporal» tiene, al parecer, el sentido que se aplicó a las «condiciones de la estancia» de las tropas soviéticas en Hungría y en Checoslovaquia, que, desde hace más de veinte y diez años, en cada caso, permanecen aún estacionadas en estos países. Irán espera que la Unión Soviética evite «cualquier interferencia en los asuntos internos de otros países» y contribuya a que todos gocen de «un clima de independencia y libertad», según un mensaje enviado a Breznev por el ayatollah Jomeini y difundido por Radio Teherán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 1980