Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas negativas de organizaciones agrarias a "ser oídas" por el FORPPA

La Federación de Trabajadores de la Tierra (FTT-UGT) y la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (CNAG) se negaron ayer a sentarse en la mesa del FORPPA, donde se escuchan estos días las propuestas de los sindicatos agrarios en torno al precio de regulación de la remolacha.La representación de la FTT entregó un escrito al presidente del FORPPA, Luis García, con sus argumentaciones. Dice en él que el traslado de la negociación de precios a la sede del FORPPA y el hecho de darle ahora un carácter consultivo supone la ruptura de los acuerdos tomados con el ministro de Agricultura. «Una vez más», dice la nota, «funcionó la dedocracia, al determinar la Administración, de forma injusta y discriminatoria, quién tiene que asistir a la negociación de precios. La FTT manifiesta que en esta negociación tienen que estar presentes todos los sindicatos agrarios de ámbito nacional, sin excepción, y rechaza este sistema por antidemocrático.»

«En consecuencia», termina, «y a la vista de que los precios agrarios de este año se pueden fijar de manera unilateral, la FTT hace público que no participará desde este momento en ninguna negociación de precios basada en estas característícas.»

La CNAG, por su parte, también ha rechazado la invitación cursada y ha pedido al vicepresidente económico y al ministro de Agricultura la urgente apertura de negociaciones sobre precios agrarios.

Si se tiene en cuenta que el CNJA decidió el pasado domingo no firmar ningún compromiso con el Gobierno en este sentido y que la COAG no ha sido llamada al FORPPA (por el contencioso que mantiene con este organismo), puede decirse que las negociaciones sobre precios agrarios prácticamente no existen.

En relación a este tema, el Grupo parlamentario Socialista presentó ayer en el Congreso de los Diputados una interpelación al Gobierno. Preguntan en ella los criterios que mantiene sobre fijación de precios, si habrá o no negociación este año, las razones que motivaron el aplazamiento de las negociaciones previstas para el pasado día 13 y, en caso de que se opte por decretar los precios, qué criterios se van a seguir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 1980