Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Hacia el fin de la distensión entre EEUU y la URSS

El presidente Carter, acusado de belicismo por la agencia soviética "Tass"

La agencia soviética Tass ha calificado de «belicistas» las declaraciones del presidente norteamericano a la cadena de televisión ABC, en las que Carter hablaba de la «invasión soviética» de Afganistán.«Tenemos que esclarecer una vez más que hablar de invasión soviética es tergiversar la verdad». Tass insiste en que Moscú se limitó a atender la petición de ayuda formulada por el Gobierno afgano. El papel de la URSS es conforme al artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas,que contempla el derecho a la autodefensa y al tratado de amistad entre ls dos países, según la agncia soviética.

Por su parte,el diario gubernamental Pravda acusa a Washingtn de entrenar y financiar en Pakistán a «bandas de contrarrevolucionarios» dedicados al terrorismo en territorio afgano. La agencia Tass incluye a los servicios secretos británicos y chinos entre quienes rman e introducen en Afganistán a grupos paquistanís.

La agncia soviética ataca también directamente a Pekín, a cuyos medios de información acusa de tergiversar los acontecimientos de Afganistán para desviar la atención del «expansionismo» de Pekín en Indochina. Nueva China respondió ayer con los mismos argumentos. culpando a Moscú de hipocresía y calificando de «ridícula» la afirmación soviética de una posible intervención extranjera armada en Afganistán.

El vicepresidente del Consejo de Ministros de la URSS y responsable de la organización de los Juegos Olímpicos. lgnati Movikov, arremetía ayer en Pravda contra la amenaza de boicot a los Juegos que Washington habría considerado en represalia por la actitud soviética en Afganistán. El artículo del periódico gubernamental invita a todos los países a rechazar los llamamientos para el boicot olímpico. El artículo de Movikov es la primera reacción oficial soviética amenazas norteamericanas de promover la inasistencia a la Olimpiada de Moscú.

En la capital soviética se barajan especulaciones acerca del alcance de la acción moscovita en Kabul. Fuentes próximas a círculos oficiales, citadas por la prensa norteamericana. sugieren que el Kremlin ha asumido ya que el Senado estadounidense no dará luz verde al acuerdo SALT II y que, en consecuencia, la época de la detente se ha acabado.

Según funcionarios soviéticos. éste era el sentido de la reciente afirmación del ministro de Asuntos Exteriores. Gromiko. cuando dijo que la decisión de la OTAN de desplegar misiles nucleares en Europa había «destruido las bases» para nuevas negociaciones armamentistas.

Las mismas fuentes creen que el Gobierno soviético ha decidido la intervención en Afganistán, convencido de que la década que se inicia será de rearme general, táctico y nuclear, por parte del Oeste y del Este.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de enero de 1980

Más información

  • Los medios informativos de Moscú arremeten también contra Pekín