Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen de Anastasio Somoza vive sus úItimos momentos

Los acontecimientos se precipitan. Por primera vez en muchas semanas hoy es posible decir que el final del drama nicaragüense se acerca. No es descartable que cuando ustedes lean esta crónica ya se haya producido el hecho que todo el mundo espera, y que no es otro que la salida de Anastasio Somoza del país.

Si las cosas se producen como los rumores apuntan, Somoza se dirigiría esta noche por televisión al país, para explicar al pueblo las circunstancias y las razones de su marcha. Antes, el presidente nicaragüense habría dirigido una carta de dimisión a la. Asamblea Legislativa, que se haría inmediatamente cargo del poder. Mañana (hoy para ustedes), la Junta de Reconstrucción Nacional llegaría a la capital de Nicaragua y recibiría del Congreso y el Senado el Gobierno de la República.Hay indicios de que lo anterior es más que un rumor. En las últimas horas se ha producido una tácita tregua en los combates. La Guardia Nacional no ataca, y tampoco lo hacen los guerrilleros sandinistas. Cada bando permanece en sus respectivas posiciones, sin disparar un sólo tiro.

Cien oficiales de la Guardia Nacional fueron pasados a retiro el domingo. Este hecho tiene un gran significado, pues permitirá a dichos militares, al abandonar el servicio activo, viajar fuera del país. La mayor parte de los oficiales dados de baja ocupaban posiciones relevantes en la cúspide de las Fuerzas Armadas y todos tenían más de veinticinco años de servicio en el Ejército.

El movimiento en el aeropuerto de Las Mercedes ha aumentado de forma considerable en las últimas horas. Es previsible que, si se produce por fin la salida de Somoza, tengan que llegar a Managua aviones especialmente contratados. El número de personas que desearán abandonar Nicaragua ante la nueva situación es grande.

Mientras en Managua se respiraba este clima, Caracas, la capital de Venezuela, se convertía en el centro de la atención mundial por la crisis nicaragüense. Ayer se reunieron en dicha ciudad los cancilleres de los países miembros del Pacto Andino, la Junta de Reconstrucción Nacional y buena parte de los miembros del futuro Gobierno. Se tenía la impresión de que, al finalizar dicha reunión, las naciones latinoamericanas que votaron a favor de la resolución que exigía la renuncia de Somoza otorgarían. su reconocimiento formal y oficial al Gobierno provisional auspiciado por el FSLN.

No se va a producir vacío de poder en Nicaragua. La Junta de Reconstrucción Nacional anunció el domingo en San José la composición del futuro Gobierno. El Gabinete estará presidido, de forma colegiada, por los cinco integrantes de la Junta, es decir, Violeta Barrios, Viuda de Chamorro, Sergio Ramírez, Alfonso Robelo, Daniel Ortega y Moisés Hassan.

Los ministros serán las siguientes personas: Gobernación, Tomás Borge, fundador del Frente Sandinista. Asuntos Exteriores, el padre Miguel de Escoto, sacerdote de la orden Marignol, portavoz de la Junta de Reconstrucción Nacional en la OEA. Defensa, teniente coronel Bernardino Larios, expulsado de la Guardia Nacional después de que se comprobara su participación en un complot para derrocar a Anastasio Somoza. Educación, Carlos Tunermann, ex rector de la Universidad de Managua y miembro del grupo de los doce. Ernesto Cardenal, sacerdote y poeta, ocupará la cartera de Cultura. Obras Públicas, Dionisio Marenco, director del ingenio «San Antonio», propiedad del Banco de América y de ideología socialdemócrata. Para el Ministerio de Salud Pública, la Junta nombró al doctor César Amador Kull. Manuel José Torres, ganadero, se hará cargo de la cartera de Agricultura y Ganadería. Joaquín Cuadra Chamorro será ministro de Economía; Leonel Arguello, de Finanzas; Roberto Mayorga, de Planificación, y Arturo Cruz, presidente del Banco Central. La dirección de la Justicia nicaragüense será encomendada a Roberto Argüellos, y Reinaldo Tefel será titular de la cartera de Seguridad Social.

En este Gabinete, que podría empezar a trabajar en muy pocas horas, hay personalidades de todas las tendencias políticas: desde marxistas ortodoxos, como Tomás Borge, hasta conservadores tradicionales, como Joaquín Cuadra o Manuel José Torres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 1979

Más información

  • La Junta de Reconstrucción Nacional puede asumir hoy el gobierno de Nicaragua