Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piden la libertad del editor Federico Vogelius

Numerosos intelectuales, escritores y editores de todo el mundo han pedido a la Junta Militar que gobierna actualmente Argentina la puesta en libertad de Federico Vogelius, editor-propietario de la prestigiosa revista cultural Crisis, que tiene actualmente 61 años y fue arrestado por su participación en la revista, que ya había dejado de publicarse, y por conservar algunas colecciones de la misma en su domicilio.La revista Crisis ha sido, junto a Plural, dirigida en México por Octavio Paz, una de las voces más inquietas de América Latina durante los primeros años setenta. De publicación mensual, supo esta revista argentina crear una tensión cultural e intelectual, lo que le ayudó a alcanzar en muchos números los 35.000 ejemplares, insólitos en este tipo de publicaciones. Colaboraron en Crisis los más importantes escritores americanos, ofreció importantes estudios socioeconómicos y, a la manera de la española Ciudadano, se convirtió en un órgano defensor del consumidor en Argentina, donde introdujo este tipo de análisis de productos de consumo.

Ha sido hasta el momento el último mecenazgo de Federico Vogelius, industrial acaudalado que desde siempre ha impulsado numerosas empresas culturales en su país. Así, cuando Jorge Luis Borges era vetado por todos los editores durante el primer peronismo, él fue el único que, rechazando los criterios de Perón, se atrevió a publicarle.

Crisis cerró por propia voluntad, ante la presencia insalvable de la censura de la Junta. En la persecución que se desató inmediatamente contra los que participaron en ella se quemaron cuantos ejemplares pudo encontrar la policía en los registros efectuados, incluidos los de su propio domicilio, cuya biblioteca fue allanada por unos ladrones pocos días después de su detención.

Hace unos meses, el señor Vogelius fue trasladado desde la cárcel a un hospital, tras haber sufrido un amago de infarto de miocardio. En la actualidad ha recibido el alta por parte de los médicos del Ejército y está a la espera de ser nuevamente trasladado a la prisión militar. Entre los firmantes de peticiones de libertad para el editor de Crisis están el Pen Club Internacional, Henrich Böll, José Bergamín, los presidentes de las asociaciones de libreros anticuarios de Alemania e Inglaterra y numerosas firmas individuales y colectivas del gremio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de julio de 1979