Escándalo por la falsificación de vinos de Borgoña

A escala más limitada que la del famoso fraude de los vinos de Burdeos, que arruinó varias carreras políticas, se ha descubierto en otro de, los grandes vinos franceses, el Borgoña, una falsificación de 50.000 botellas con destino a Estados Unidos.Embotellando Vinos sin denominación de origen, que aquí se venden a cinco dólares botella, Bernard-Noel Grivelet vendía éstas en el mercado norteamericano a veintiocho dólares unidad. Los primeros cálculos estiman en un millón de francos -unos diecisiete millones de pesetas- su ganancia fraudulenta.

La consternación en esta zona del este de Francia, conocida por sus caldos, blancos y tintos, de fuerte graduación y ligero paladar, es grande, por cuanto que Grivelet es hijo de uno de los más importantes cosecheros de la región, que más hizo por elevar internacionalmente la categoría de los vinos de Borgoña.

Todas las botellas falsificadas lo eran con denominaciones de la zona vinícola de la Costa de Oro, tan importantes como el «Morey Saint Denis», «Chambolle Musigny», «Chambertin Clos de Beze».

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS