Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Familiares de desaparecidos se encadenan en el Ministerio de Justicia chileno

Santiago de Chile

Un grupo de familiares de detenidos desaparecidos, en su mayoría mujeres, se encadenó ayer a las rejas del Ministerio de Justicia chileno en protesta porque aún no se les permite, enterrar a sus parientes muertos en Lonquen.Entre los manifestantes estaban Clotario Blest, dirigente sindical, de noventa años; Raúl Lorca, hermano del ex diputado comunista Carlos Lorca, desaparecido en mayo de 1976, y Matilde Urrutia, viuda de Pablo Neruda, que fue trasladada a una comisaría de Santiago, acusada de infracción de la ley de Seguridad Interior del Estado.

Los manifestantes indicaron que además extendían su protesta a la demora del Ministerio del Interior en entregar los resultados de la investigación prometida sobre el paradero de sus familiares que fueron detenidos.

Según datos de la Iglesia católica chilena, en el país desaparecieron ,650 personas, después de ser presuntamente detenidas por los servicios de seguridad, entre septiembre de 1973 y comienzos del año pasado.

En noviembre del año pasado se encontraron en Lonquen, en una mina abandonada, quince cadáveres que correspondían a personas detenidas en 1973 y cuyos restos aún no han sido entregados a sus familiares para ser sepultados.

La policía había dispuesto vigilancia especial en la zona del Ministerio de Justicia, que ocupa como sede el ala del Congreso Nacional destinado a la Cámara de Diputados, clausurado en 1973.

Esta es la segunda vez que los familiares de los desaparecidos realizan una protesta parecida. Hace un año se encadenaron a las rejas de la sede local de las Naciones Unidas y posteriormente realizaron una prolongada huelga de hambre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de abril de 1979

Más información

  • Detenida la viuda de Pablo Neruda