Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almirante Jaraiz: "No hay correspondencia entre autonomías y división militar del territorio"

«La política autonómica había de entes regionales constreñidos a unos límites geográficos mejor o peor definidos, pero siempre de carácter local. En materia de defensa, las medidas a emplear son otras distintas, llegando siempre a nivel nacional. Por eso no puede hablarse de una correspondencia entre región autónoma y estructura militar de territorios», dijo ayer el vicealmirante Francisco Jaraiz Franco, director accidental del Ceseden, en el acto de clausura del curso, que presidió el Rey.

Asistieron al acto el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Defensa, teniente general Gutiérrez Mellado, así como altas autoridades militares y personalidades civiles.La conferencia final de clausura del curso del Ceseden versó sobre Estructuración militar del ámbito nacional en materia de defensa. El vicealmirante Jaraiz Franco -sobrino del anterior jefe del Estado- abordó el tema de las autonomías y la defensa, y destacó que la región autónoma «descansa en elementos sociales, políticos y económicos», mientras que la defensa lo hace en «condicionamientos estratégicos, amenazas posibles, óptimo empleo de métodos etcétera».

Unidad e integridad de la Patria

«En definitiva -prosiguió el conferenciante-, si la política autonómica va encaminada a lograr el engrandecimiento de la Patria, mediante la variada, rica, y estimulante aportación de las regiones, la estructura militar es el armazón que posibilita el desarrollo de esta política, manteniendo en todo momento y contra cualquier amenaza, la unidad e integridad de la Patria.»«No debe existir un divorcio entre el ámbito civil y el militar -dijo más adelante- Precisamente ahí está la influencia del factor autonómico. Será necesario, por tanto, definir perfectamente las relaciones entre autoridades civiles y militares a todos los niveles, y es más, en aras de reforzar la unidad nacional y configurar la solidaridad Interregional.» Concluyó afirmando que entendía como necesario que «los límites de una región militar comprendan más de una comunidad autónoma».

Entre las conclusiones de su estudio destacó la necesidad de que, con independencia de las soluciones que se adopten, ha de quedar perfectamente definido el carácter global de la defensa nacional, que comprende y compromete a toda la nación, por encima de opciones políticas y de la realidad de las futuras comunidades autónomas. «La estructuración que se adopte -afirmó- ha de posibilitar la defensa de toda la comunidad nacional, así como la integridad de la Patria frente a todo tipo de amenazas exteriores e interiores.»

El almirante Jaraíz felicitó a todos los diplomados en los distintos cursos que se clausuraban, y afirmó la lealtad y adhesión al Rey «por lo que significa para el presente y futuro de nuestra Patria.»

Tras entregar los diplomas a los cursillistas y las condecoraciones a personal del Ceseden y colaboradores del mismo, don Juan Carlos declaró clausurado el ciclo académico 1977-78.

Entre las personalidades civiles que asistieron al acto cabe eltar al presidente de las Cortes, Antonio Hernández Gil, al ministro de Educación y Ciencia, Iñigo Cavero, y al presidente de la Comisión de Defensa del Congreso, Enrique Múgica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 1978

Más información

  • El Rey clausuró el curso del Ceseden