La Policía Municipal celebra su Primer Congreso Nacional en Madrid

Con la presencia de más de seiscientos representantes de casi todas las provincias españolas, ayer se inició, en Madrid, el Primer Congreso Nacional de la Policía Municipal. El ministro del Interior recibirá hoy a una comisión de aquéllos con los que tratará directamente algunos problemas que afectan a la Policía Municipal. Al mismo tiempo, la mayor parte de los policías municipales mantuvieron ayer una huelga de veinticuatro horas como repulsa por el asesinato del policía municipal Antonio García Caballero, perpetrado por ETA en Tolosa, el pasado día 20.

La solicitud del cambio de nombre de la Policía Municipal por el de policía urbana, la convocatoria a nivel nacional, para el próximo día 1 de julio, de un paro de una hora en solidaridad con el policía municipal asesinado por ETA en Tolosa, el pasado día 20, y la petición a las autoridades correspondientes de que sea pospuesta la publicación del proyecto de ley del Ministerio del Interior sobre competencias de la Policía Municipal, fueron los tres puntos más importantes de la primera jornada del Congreso Nacional de la Policía Municipal, que se inauguró ayer en el Instituto Municipal de Educación de Madrid, y que concluirá hoy.Al pleno nacional de la Policía Municipal asisten alrededor de seiscientos representantes de casi todas las provincias españolas. La jornada inaugural se inició, tras guardar los asistentes un minuto de silencio en memoria del policía municipal asesinado en Tolosa, con la elección del presidente de la mesa del congreso, que recayó en el representante de Málaga, José María Infante, siendo nombrado secretario Mariano Martínez de Zaragoza.

La mayor parte de las discusiones de la jornada de ayer se centraron en las competencias de la Policía Municipal, reforzamiento de la autoridad de ésta, reglamentos, ingresos, mandos, ascensos, armamento y sindicación, jubilación y seguridad social de los policías municipales.

El tema central de los debates de ayer, a propuesta de la delegación de Barcelona, fue el estudio del proyecto de ley sobre las competencias de la Policía Municipal y equiparación con la policía gubernativa, actualmente en preparación por el Ministerio del Interior. Un portavoz de los policías reunidos en el congreso puso de manifiesto a EL PAIS el malestar de éstos por algunos aspectos del proyecto de ley, tales como la designación de mandos militares para mandar las fuerzas de Policía Municipal y las competencias en materia de orden público que prevé el citado proyecto para los policías municipales.

A este respecto está previsto que hoy el ministro del Interior y el gobernador civil de Madrid reciban a una comisión de policías municipales salida de la asamblea, para discutir este punto.

La no conveniencia de portar armas por parte de los policías municipales, la citada próxima convocatoria de huelga nacional, y el estudio de los bandos y ordenanzas municipales, completaron la jornada de ayer.

Huelga de policías municipales en el País Vasco

Por otra parte, los policías municipales adscritos a las plantillas de la mayor parte de los ayuntamientos del País Vasco, secundaron ayer el paro de veinticuatro horas convocado por sus compañeros de profesión de la localidad guipuzcoana de Tolosa, en protesta por la muerte violenta de Antonio García Caballero, policía municipal acribillado a balazos la noche del pasado día 20, en un atentado reivindicado por la rama militar de ETA, que justificó su acción tachando a la víctima de «confidente y directo colaborador de las fuerzas represivas», según informa nuestro corresponsal en San Sebastián, Antonio González.En Guipúzcoa y en Vizcaya, según informan nuestros corresponsales, la huelga fue prácticamente general. En Bilbao, informa Javier Angulo, la Policía Municipal hizo pública una nota en la que explicaba los motivos del paro y pedía disculpas a los usuarios. La huelga alcanzó cotas considerables en la provincia de Alava.

A pesar de la huelga de los municipales, no se produjeron alteraciones importantes de la vida ciudadana en estas provincias. En algunas localidades, fuerzas de la Policía Armada se encargaron de dirigir el tráfico. En la mayor parte de los ayuntamientos afectados, los guardias municipales dejaron retenes de vigilancia, que se ocuparon de los casos más urgentes.

Aunque los municipales de Tolosa, en su convocatoria de huelga, invitaban a la misma a todos los policías municipales de España, solamente en Zaragoza (además del País Vasco) fue secundada la jornada de protesta, consistente, en esta ciudad, en sancionar sólo aquellas faltas graves al código de circulación que afecten a la seguridad de personas o bienes, según informa nuestro corresponsal José Luis Costa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de junio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50