Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las fuerzas occidentales encuentran resistencia en Kolwezi

Mientras un primer contingente de 640 europeos llegaba ayer a la capital de Zaire, Kinshasa, y otros 320 eran enviados a la ciudad de Kamina, en escala previa a la capital congoleña, para ser evacuados a Europa, las tropas francesas de la Legión Extranjera confirmaban el hallazgo dol 44 cadáveres de varones europeos en la ciudad de Kolwezi, donde a media tarde los paracaidistas franceses reñían todavía duros enfrentamientos con dos centenares de soldados del Frente de Liberación Nacional del Congo, atrapados en una bolsa al norte de la ciudad.

A primeras horas de la noche, el primer ministro belga, Leo Tindemans, informó por la televisión que la intervención militar de los paracaidistas del Ejército de Bélgica en la evacuación de sus compa triolas residentes en la zona decombate de Kolwezi concluiría el próximo martes por la mañana, de no surgir complicaciones que obligaran a dar contraórdenes.Por su parte, el Ministerio de Cooperación al Desarrollo, organismo que coordina la repatriación de los belgas de Shaba a Bélgica indicó que hasta entrada la madrugada del día de hoy no comen zarán a llegar a Bruselas los eva cuados, cuyo número se evalúa en 1.250, y que a la hora de escribir esta información se encuentran y agrupados en« dos contingentes uno en la ciudad de Kamina, controlada por paracaidistas belgas, y otro. en Kinshasa, fuera del área bélica.

Los Gobiernos de las fuerzas particIpantes en la operación discrepan claramente, sin embargo, sobre cuál es el alcance de su intervención. Mientras que en Bruselas se insiste que «nose trata de una acción militar, sino una misión para salvar vidas», las fuerzas 'francesas desempeñaron un papel activo y llevaron el peso de los combates, siguiendo las instrucciones de su Gobierno. El presidente Giscard había anunciado el jueves que las tropas de su país permanecerían en Shaba mientras no quedase garantizada la seguridad de los europeos en la zona, sin fijar un plazo limitado para tal intervención.

Los primeros contingentes de evacuados llegaron a primera hora de la tarde a la ciudad de Karnina, a doscientos kilómetros de Kolwezi, controlada asimismo por paracaidistas belgas, que desde allí -en aviones de las líneas aéreás-belgas, Sabena- los conducían a Kinshasa. Desde la capital zaireña, los primeros evacuados -cuya cifra exacta se desconoce, pero se calibra en varios centenares- son reenviados a la ciudad corsa de Solenzara, base francesa de la Legión Extranjera

Noticias facilitadas por la agencia oficial de noticias de Zaire -AZAP- señalaban ayer que sesenta personas europeas habían sido asesinadas por las tropas katangueñas «con monstruoso ensañamiento», según un despacho emitido a primera hora de la tarde. Por su parte, el Frente Nacional de Liberación del Congo, en un comunicado de- última hora señaló que «la negativa de los Gobiernos para negociar a través de la ONU y la Cruz Roja Internacional es el origen de la pérdida de vidas humanas». El mensaje del FNLC concluye con la afirmación de que «los que han querido hacer el juego a Mobutu comparten con él la responsabilidad del drama».

A última hora de la tarde se confirmó el asesinato de 44 europeos, todos ellos varones, junto a la denominada torre del agua, de,la ciudad de Kolwezi. Un despacho transmitido por fuentes francesas señaló que se estaba individuafizando la represión sobre los franceses, por causas presumiblemente ,relacionadas con su protagonismo en la anterior guerra de Shaba, en 1976, en la cual aviones franceses transportaron a primera línea tropas marroquíes que lucharon contra los katangueños.

En un mensaje enviado por Hassan II al presidente en funciones de la Organización para la Unidad Africana, Omar Bongo, Hassan señaló que Marruecos estaba dispuesto a responder a la llamada del presidente de la OUA a todos los Gobiernos africanos, «para que presten ayuda a Zaire para defender su integridad territorial». Asimismo, Hassan II indicó que Marruecos se ofrecía «para organizar y encauzar esta ayuda de fuerzas africanas».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de mayo de 1978

Más información

  • Las tropas belgas se retirarán el martes