Entrevista con el presidente Carter

-¿Cómo describe usted sus cien primeros días de Gobierno?-Yo he presentado al pueblo americano propuestas sobre la energía. Hemos puesto a punto y presentado al Gobierno soviético una propuesta muy completa de reducción de armamentos nucleares...

Creo que he reflejado fielínente las opiniones del pueblo americano en lo que se refiere a la defensa pública de los derechos del hombre. Hemos iniciado la reorganización de la Administración de nuestro propio país y comenzado a presentar propuestas que deben transformar nuestro sistema de seguridad social y la estructura de nuestro impuesto sobre la renta...

-Señor presidente, ¿cree usted necesaria una refórma de la NATO, después de treinta años de existencia?

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

-Pienso que la alianza militar de la NATO es la piedra angular de nuestra seguridad nacional de cooperación que ha resultado de la NATO desde su creación ha contribuido a unir nuestras naciones sobre el plan político, económico y social, de forma que la alianza militar ha constituido un núcleo en torno al cual se han desarrollado nuestras buenas relaciones...

-Algunas personas se inquietan de las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética, ¿estamos en el camino hacía una nueva guerra fría?

-No, yo no lo creo. Nosotros hemos puesto a la Unión Soviética dos opciones:, una ratificación rápida del acuerdo de base de la conferencia de Viadivostok. La otra opción tenía nuestra preferencia: una reducción más drástica y más profunda del nivel de armamentos nucleares...

Lo peor que podría suceder es quedamos en el ritmo actual de desarrolla; esto tendría enormes inconvenientes. Yo no puedo creer que la Unión Soviética y nosotros queramos proseguir la carrera de armamentos, que es muy costosa y muy peligrosa...

-¿Es usted optimista?

-Sí, lo soy.

-Con respecto a la política de los derechos del hombre, ¿está usted satisfecho de lo que ocurre?

-Aunque haya sabido ciertas reacciones hostiles a nuestra posición sobre los derechos humanos, tal vez en la Unión Soviética, en el Brasil y algunos otros países, no tengo la intención de dar marcha atrás.

-Cuando se produce una invasión a través de la frontera del Zaire ¿desea usted permanecer apartado de todo compromiso y dejar esto a los franceses?

-Sentimos aversión a todo compromiso militar en países extranjeros. Hemos sufrido y hemos sacado valiosas consecuencias de la experiencia del Vietnam. No sería planteable para el pueblo americano apoyar un cuerpo expedicionario con participación americana en la región de Shaba.

3 mayo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS