Chile

Asesinato de un exiliado español

Carmelo Soria desapareció de su casa el miércoles pasado y al día siguiente se encontró su cadáver. La noticia sólo se hizo pública en Chile el domingo pasado.El extinto se había exiliado de España en 1947, cuando en unión del historiador Nicolás Sánchez Albornoz (hijo de don Claudio) y el novelista Manuel Lamana intentó reorganizar la FUE (Federación Universitaria de Estudiantes). Instalado en Chile el señor Soria fue primeramente impresor para ingresar después en el CELADE (Centro Latinoamericano de Demografía). Cuando llegó al poder Salvador Allende, se solidarizó con la experiencia que entonces se iniciaba y se integró en el equipo directivo de la Editorial Quimantú de propiedad estatal. Tras el golpe de Estado militar del 11 de septiembre, el señor Soria reingresó en el CELADE, organismo donde trabajaba en la actualidad.Carmelo Soria era nieto del gran urbanista madrileño Arturo Soria y hermano del intelectual y editor del mismo nombre, que actualmente reside en Madrid.

Dada la posición democrática del señor Soria y las muy especiales características del régimen chíleno, no se descarta que el crimen tenga motivaciones políticas.

Noticias procedentes de Santiago de Chile aseguran que un ciudadano español, el señor Carmelo Soria, fue asesinado por desconocidos y que su cadáver fue localizado en una zona próxima a la capital chilena denominada «El Salto».

El cadáver del señor Soria apareció en un vehículo que había sido lanzado al río. La autopsia reveló que había muerto a consecuencia de lesiones producidas antes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS