_
_
_
_
_

El ministro de Cultura anuncia una “revisión” de los museos estatales “para superar un marco colonial”

El Gobierno creará una Dirección de Derechos Culturales para apoyar a autores “borrados o censurados”

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, en el centro, comparece a petición propia en la comisión correspondiente del Congreso de los Diputados.
El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, en el centro, comparece a petición propia en la comisión correspondiente del Congreso de los Diputados.MARISCAL (EFE)

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, ha anunciado este lunes un proceso de revisión de las colecciones de museos estatales que “permitan superar un marco colonial o anclado en inercias de género o etnocéntricas que han lastrado, en muchas ocasiones”, la visión del patrimonio, de la historia y del legado artístico. “Se trata de establecer espacios de diálogo e intercambio que nos permitan superar este marco colonial”, incidió el ministro en su primera intervención en el Congreso de los Diputados, ante la Comisión de Cultura. Urtasun ha avanzado que existen compromisos internacionales asumidos por España que “se traducen en un proceso de revisión” de las colecciones de museos estatales.

Así, aclaró que esta revisión ya está incorporada como eje transversal en las programaciones temporales de, por ejemplo, el Museo Nacional de Antropología o Museo de América. “Se trabaja en visibilizar y reconocer la perspectiva de las comunidades y la memoria de los pueblos de los que proceden los bienes expuestos”, defendió. Así, el ministro reiteró que el objetivo en este campo será el de “seguir avanzando” en la línea abierta por otros museos españoles e internacionales.

“Los museos”, añadió Urtasun, “son organismos vivos, que responden a las cuestiones y debates de su tiempo. En este sentido, uno de los retos que nos hemos propuesto, en línea con las recomendaciones internacionales de organismos como el Consejo Internacional de Museos (ICOM), es establecer espacios de diálogo e intercambio que nos permitan superar un marco colonial o anclado en inercias de género o etnocéntricas que han lastrado, en muchas ocasiones, la visión del patrimonio, de la historia y del legado artístico”.

Y añadió: “Existen compromisos internacionales asumidos por España en la última cumbre de Mondiacult y en el 10º Encuentro Iberoamericano de Museos del año 2022. Estos compromisos se traducen en un proceso de revisión de las colecciones de los museos estatales dependientes del Ministerio de Cultura. Es una revisión que ya está incorporada como eje transversal en las programaciones temporales”. Fuentes ministeriales indicaron que en este momento no pueden dar más precisiones sobre este plan, que está ya en marcha, y qué consecuencias prácticas tendrá sobre las colecciones de los museos.

Urtasun, que durante su intervención se enzarzó con los representantes de Vox, afirmó estar “francamente preocupado por el ascenso de fuerzas” como la liderada por Santiago Abascal y que va a estar “enfrente” de sus actuaciones en el sector. “Defender la cultura española en estos momentos es defenderla de ustedes, que son actualmente el principal problema que tenemos en materia del regreso de la censura en España”, remarcó el ministro tras las palabras del portavoz del Grupo Parlamentario de Vox, Joaquín Robles. Robles había tachado previamente a Urtasun de “hispanófobo” y le acusó de haber “interiorizado de un modo evidente parte de esa leyenda negra que compara el Imperio Español con el Congo Belga”. “Nos acusan de censura ustedes, que son los campeones de la censura, la izquierda woke, la campeona de la censura. Aquí cada vez que alguien se sale de su ideología, se le considera un apestado. Y si se le ocurre declarar su simpatía por Vox, directamente está perdido, no lo contratan en ninguna parte”, dijo.

Urtasun anunció también la creación de una Dirección General de Derechos, que “acompañará a cualquier creador, autor o colectivo cuya actividad haya sido borrada o censurada del espacio público”. Este nuevo departamento tendrá entre sus objetivos fundamentales desarrollar un Plan de Derechos Culturales. En este caso, abarcará tanto el campo de la libertad de expresión —”adoptando una postura firme contra cualquier forma de censura”—, como la “promoción de condiciones dignas” para el trabajo cultural, que son “condición imprescindible para garantizar la libertad y la igualdad”.

Urtasun remarcó la importancia de que el ejercicio de la cultura ”no pueda restringirse mediante ningún tipo de censura previa”. “La creación y producción cultural sufre un momento histórico de cambio en el que la censura y la injerencia política ganan terreno en la gestión cultural pública”, lamentó.

En el campo legislativo, ha anunciado que se abordará una nueva Ley del Patrimonio, que incluya precisamente las nuevas categorías patrimoniales como el paisaje cultural y patrimonio industrial y las convenciones internacionales ratificadas por España. Asimismo, apostará por la incorporación, junto a museos y archivos, de la categoría ahora no contemplada de centros nacionales. En esta misma línea, se ha referido también a la reforma de la Ley del Cine pendiente, que será “para productores independientes que la están esperando y se pondrán a su disposición los recursos económicos necesarios”.

Por otro lado, calificó de “urgente” la necesidad de “proteger también dos lenguas minoritarias” como son el aragonés y el asturiano. ”Son lenguas que no son cooficiales, pero que están reconocidas por sus estatutos de autonomía y deben ser protegidas”, avanzó.

A este respecto, manifestó la voluntad de Cultura de “mantener una relación fluida” también con la Academia de la Lengua Asturiana y la Academia de la Lengua Aragonesa, así como toda la sociedad civil que ”trabaja activamente para la preservación e impulso de ambos idiomas”.

Por último, el ministro exigió que el conjunto de administraciones públicas españolas incrementen la inversión en cultura, aspirando a que represente el 1% del gasto público total en España (frente al 0,7% actual, según datos de Eurostat). Otro de los retos del Ministerio de Cultura para esta legislatura será el ámbito de los derechos de autor, su protección bajo un contexto de avances tecnológicos y, en particular, el desarrollo de la Inteligencia Artificial. “Debemos ser las instituciones públicas quienes trabajemos para que la IA no sea un mecanismo de desposesión del propio trabajo y de los derechos de los trabajadores”, concluyó.






Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_