_
_
_
_
_

Cádiz entrega los Premios Max más repartidos en una gala llena de guasa y diversión

‘La voluntad de creer’ se corona como mejor espectáculo de teatro y ‘La reina del metal’ como el mejor de danza

Los miembros de Tricicle, durante su discurso de agradecimiento por el Max de Honor en la gala celebrada en Cádiz este lunes.Foto: ROMÁN RÍOS (EFE) | Vídeo: EPV

En la periferia también está lo importante. Ese era el leimotiv que impulsaba a la gala de esta edición de los Premios Max, que se ha celebrado este lunes en el teatro Falla de Cádiz. Y en el istmo más meridional de la Península, los galardones más destacados del panorama escénico español se han entregado a uno de los espectáculos más divertidos que se recuerdan, en un evento tan lleno de guasa gaditana como repartido en premios y diversidad. Aunque había varios de los 64 nominados que repetían entre las 20 nominaciones, solo dos espectáculos han conseguido más de un premio: el de danza Runa y el de teatro Cucaracha con paisaje de fondo.

Javier Ballesteros, autor de Cucaracha con paisaje de fondo, de la compañía Mujer en Obras, ha subido al escenario en dos ocasiones para recoger el premio al mejor espectáculo revelación y para la mejor autoría revelación, dos de las tres categorías en las que estaba nominado. El montaje de danza Runa era otra de las predilectas de la noche, con sus tres nominaciones. De ellas, se ha alzado con el de mejor intérprete femenina y el de coreografía, ambos se los llevó la actriz Lali Ayguadé. La obra La voluntad de creer, de Buxman Producciones y Teatro Español-Madrid Destino Cultura Turismo y Negocio se ha alzado con la manzana al mejor espectáculo de teatro en la edición de los Max de este 2023. Jesús Muñoz y Pau Pons, creadores de Eclipse total, se han llevado la máxima distinción a la mejor autoría de teatro. Además, el premio a la mejor actriz de los Max 2023 ha sido, compartido, para Marta Nieto y Marina Salas, por La infamia, y el reconocimiento a mejor actor ha recaído en Pere Arquillué por L’adversari.

Marta Nieto (derecha) y Marina Salas recogen el Max a la mejor actriz por 'La infamia'.
Marta Nieto (derecha) y Marina Salas recogen el Max a la mejor actriz por 'La infamia'.Román Ríos (EFE)

Era la primera vez que los Max —en su XXVI edición— desembarcaban en una ciudad, Cádiz, que lleva una primavera entregada a la cultura, tras acoger hace escasas semanas el Congreso Internacional de la Lengua. Los directores artísticos de la ceremonia, los gaditanos Ana López Segovia (de la compañía Las niñas de Cádiz) y José Troncoso (La Estampida Teatro) han conseguido que enganchar al público desde el inicio, gracias a su divertida Banda Polvorienta, más de ocho actores, con orquesta incluida, que llevaron al Falla hasta un futuro distópico y muy gaditano en el que el viento de levante marca los tiempos y las artes se han esfumado. La ciudad también ha estado presente con el talento local de las actuaciones de artistas, como el cantaor David Palomar —que interpretó una espectacular zambra con María Molina al baile— o Judeline —que protagonizó el homenaje a los profesionales desaparecidos este año bajo los acordes de La leyenda del tiempo—.

El presidente de la Fundación SGAE, Juan José Solana, y Antonio Onetti, presidente de la SGAE, también se han apuntado al aire desenfado y guasón y se animaron a protagonizar un discurso en verso y a piano —uno de los más amenos que se recuerdan, pese a ser institucional— para congratularse por el nuevo estatuto de los artistas, pero para pedir más promoción para las artes escénicas. “Reivindicamos a voces la diversidad lingüística, que una compañía vasca pueda llevar su obra fuera, a Bollullos, completamente en euskera”, ha apuntado Onetti, que también se ha acordado de Siria o Ucrania para reivindicar la paz mundial. Su discurso-actuación ha estado interrumpido por las divertidas intervenciones de la Norica y Batillo, dos de los personajes de la compañía titiritera gaditana Tía Norica, galardonados con el Maximino de Honor por tener una trayectoria de más de 200 años y ser una de las más antiguas de España.

El grupo vasco La Dramática Errante partía como la gran favorita favorita, gracias a sus tres nominaciones por Yerma — mejor adaptación, mejor dirección de escena y mejor actriz— y sus otras dos —mejor espectáculo de teatro y mejor autoría teatral— por Altsasu. Sus cinco candidaturas casi sabían ya a reconocimiento para una compañía pequeña e independiente, pero al final se quedaron en una, mejor adaptación de obra teatral por Yerma. “Esta Yerma que no contiene ni una sola palabra de la obra de Lorca, pero sí de las madres que se enfrentan a no poder ser fértiles”, exclamó su creadora María Goiricelaya, que aprovechó su discurso para agradecer al “sector teatral vasco por cuidar a sus artistas”.

Esa diversidad idiomática, temática y de lugares de procedencia no ha sido la única de la que ha hecho gala los Max de este 2023. La manzana a la mejor dirección de escena ha sido para Iñaki Rikarte por Supernormales, una creación dedicada al sexo de personas con discapacidad. Además, la compañía vasca Tanttaka Teatroa se ha alzado con la manzana a la mejor labor de producción Sexberdinak / Sexpiertos y Love, love, love, de Animasur, se ha alzado como el mejor espectáculo de calle. El premio al mejor espectáculo para público infantil, juvenil o familiar ha sido para Blancanieves, de la Chana Teatro; el de diseño de iluminación, para Laura Clos, Closca, por Rojos; el de vestuario, para Pier Paolo Álvaro por Ás oito da tarde, cando morren as nais, y el de espacio escénico para Alessio Meloni por La cabeza del dragón.

La compañía Payasospital recibe el Max Carácter Social de manos de la actriz Silvia Marsó.
La compañía Payasospital recibe el Max Carácter Social de manos de la actriz Silvia Marsó. Román Ríos (EFE)

Vanesa Aibar y Enric Monfort han subido sobre las tablas del Falla a recoger su premio a mejor espectáculo de danza por La reina del metal. “Viva la periferia, ha exclamado Aibar al recoger el galardón. La obra El bosque partía como favorita en esa modalidad con hasta cuatro nominaciones, aunque finalmente se alzó con una a mejor intérprete masculino, para Mario Bermúdez Gil. Además, Pascal Gaigne se llevó la distinción a la mejor composición musical para espectáculo escénico por Eta orain zer? / ¿Y ahora qué?, y el Gran Teatre del Liceu de Barcelona se alzó con el Max al mejor espectáculo musical por La gata perduda.

No ha habido tensión —porque ya se había despejado la incógnita días antes—, pero sí emoción y ganas de rendir homenaje a Tricicle, premio Max de honor de este año. Desde esos exitosos pero tímidos inicios de 1979 en Barcelona a la popularidad alcanzada en televisión, Carles Sans, Joan Gràcia y Paco Mir han cumplido más de 40 años con la mímica cómica por bandera. Todo un teatro Falla en pie les ha recibido. “El humor gestual es internacional. Me gustaría que en todos los países hubiese un ministerio de humor garantizando la risa diaria”, explicó Sans. Mir agradeció también el reconocimiento al “hermano pobre del arte”, dejó claro que lo consideran un “premio a la media carrera” y deslizó, con fina ironía, su agradecimiento a tantos portazos de teatros públicos y escuelas oficiales por mantenerles las ganas a seguir. “A mí el teatro no me gusta, lo que me gusta es comer bien y gracias a las giras he disfrutado de los mejores manjares y vinos”, bromeó Gràcia.

Hubo también muchas caras conocidas en la alfombra roja desplegada a las puertas del teatro Falla desde las seis de la tarde. Allí compartieron protagonismo los nominados con cantantes como Lucrecia (que también actuó en la gala con una versión de Que no daría yo, de Rocío Jurado) y actores como Paco Tous—encargado de entregar el Max de honor—, Pepa Rus o Víctor Clavijo. Todo ellos fueron algunos de los encargados de entregar los premios de las 20 categorías diferentes —además de las tres especiales— que se disputaban los 64 nominados. La cantante Blanca Paloma, representante española en la próxima edición de Eurovisión, ha acudido con su productor y guitarrista, José Pablo Polo, que estaba nominado a mejor composición musical por El bosque.

Poco antes de que Tricicle recogiera su manzana de honor con todo el teatro Falla en pie, la gala inauguraba una nueva categoría, el premio Max aplauso del público, también conocida de antemano. El nuevo galardón especial reconoce la calidad del espectáculo que más tiempo ha estado en cartelera con el apoyo del público y valorado por la masiva asistencia en las últimas cinco temporadas. El montaje familiar El Petit Príncep —de La Perla 29, del compositor por Manu Guix, presente esta noche en Cádiz, y el director Àngel Llácer— cumplía con ese honor tras más de diez navidades en la cartelera barcelonesa. También a los niños está dedicada la labor de Payasospital, el premio aficionado o de carácter social de este año. El reconocimiento ha distinguido al elenco de 24 payasos profesiones que visitan semanalmente las áreas pediátricas de diez hospitales de la Comunidad Valenciana. “Una habitación con un niño o niña, su mamá y su papá es aforo completo”, ha explicado Sergio Claramunt al recoger el galardón.

Listado de ganadores

1. Mejor espectáculo de teatro: La voluntad de creer, de Buxman Producciones, Teatro Español-Madrid Destino Cultura Turismo y Negocio.

2. Mejor espectáculo de danza: La reina del metal, de la compañía Vanesa Aibar.

3. Mejor espectáculo musical o lírico: La gata perduda, de Fundació Gran Teatre del Liceu.

4. Mejor espectáculo de calle: Love, love, love, de Animasur.

5. Mejor espectáculo para público infantil, juvenil o familiar: Blancanieves, de La Chana Teatro.

6. Mejor espectáculo revelación: Cucaracha con paisaje de fondo, de Mujer en Obras.

7. Mejor autoría teatral: Jesús Muñoz y Pau Pons, por Eclipse total.

8. Mejor autoría revelación: Javier Ballesteros, por Cucaracha con paisaje de fondo".

 9. Mejor adaptación o versión de obra teatral o coreográfica: María Goiricelaya Burón, por Yerma.

10. Mejor composición musical para espectáculo escénico: Pascal Gaigne, por Eta orain zer? / ¿Y ahora qué?.

11. Mejor coreografía: Lali Ayguadé, por Runa.

12. Mejor labor de producción: Tanttaka Teatroa, por Sexberdinak / Sexpiertos".

13. Mejor dirección de escena: Iñaki Rikarte, por Supernormales.

14. Mejor diseño de espacio escénico: Alessio Meloni, por La cabeza del dragón.

15. Mejor diseño de vestuario: Pier Paolo Alvaro, por Ás oito da tarde, cando morren as nais.

16. Mejor diseño de iluminación: Laura Clos Closca, por Rojos.

17. Mejor actriz: Marta Nieto y Marina Salas (ex aequo), por La infamia. 

18. Mejor actor: Pere Arquillué por L'adversari.

19. Mejor intérprete femenina de danza: Lali Ayguadé, por Runa.

20. Mejor intérprete masculino de danza: Mario Bermúdez Gil, por El bosque.

21. Max de Honor: Tricicle.

22. Max de carácter social: Payasospital.

23. Max aplauso del público: El petit príncep, de La Perla 29.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Jesús A. Cañas
Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_