Al menos ocho personas mueren en una avalancha durante una actuación del rapero Travis Scott en Houston

Una multitud comenzó a empujar hacia el escenario durante el concierto del músico en el festival Astroworld, según las autoridades. El incidente deja también decenas de heridos

Un momento de la actuación de Travis Scott, este viernes en el festival de música Astroworld, en Houston.
Un momento de la actuación de Travis Scott, este viernes en el festival de música Astroworld, en Houston.Amy Harris (AP)

El concierto de la superestrella local acabó el viernes por la noche en tragedia. Al menos ocho personas murieron y decenas resultaron heridas mientras Travis Scott, rapero tejano de 29 años, estaba sobre el escenario del festival de música Astroworld, que él mismo fundó, en la primera de sus dos jornadas. Unos 50.000 asistentes se hallaban a eso de las 21.15 en el complejo deportivo y de ocio NRG Park en la ciudad de Houston (sur de Estados Unidos) para ver el espectáculo de Scott, cuando se produjo una fatal avalancha, según informaron las autoridades. Samuel Peña, jefe de bomberos de la ciudad, confirmó en una conferencia de prensa la muerte de ocho personas, de entre 14 y 27 años. El músico ha escrito este sábado a mediodía en su cuenta de Twitter que se encuentra “absolutamente devastado” y que está decidido a trabajar para “apoyar a las familias afectadas”.

Según testimonios recogidos por los medios estadounidenses, la avalancha se originó cuando un grupo de asistentes empezó a empujar para acercarse al escenario. “Aquello se convirtió rápidamente en un infierno”, ha declarado en la mañana del sábado Nick Johnson, de 17 años, a The New York Times. Peña aclaró a la prensa que aún se están investigando las causas de la tragedia. El jefe de bomberos describió una marea humana que comenzó “comprimirse hacia el escenario”.

Eso provocó escenas de pánico y peleas. También los primeros heridos. Las imágenes cenitales tomadas por las cámaras instaladas en el recinto muestran en esos momentos una intensa actividad policial y de los servicios de bomberos. Los organizadores detuvieron el concierto cuando se hizo evidente que varias personas habían resultado heridas, según Troy Finner, jefe de la policía de Houston. Finner también apuntó que es demasiado pronto para determinar qué fue lo que provocó la avalancha y pidió paciencia hasta que la investigación dé sus frutos.

Los testimonios recogidos por varios medios contaban que el rapero había interrumpido en varias ocasiones su actuación al observar el peligro que corrían algunos de los fans que se situaban más cerca del escenario. Esos mismos testigos aseguraron que cantante incluso pidió al equipo de seguridad que se cerciorara de que algunos de ellos, que aparentemente habían sufrido desmayos, se encontraban bien. Varias ambulancias se tuvieron que abrir paso entre la multitud durante el recital.

En un video que salió a la luz el sábado, se puede ver al cantante arengando a la multitud mientras los servicios de emergencia hacían su trabajo. “¡Todos sabéis lo que os ha traído aquí!”, exclama en la grabación Scott, quien, tras interrumpir la actuación, la retoma para pedir a la audiencia que haga “temblar el suelo”. The Washington Post, por su parte, citó en un artículo sobre la tragedia la “historia como intérprete” del rapero, que incluye un antecedente por “incitar a la revuelta” en concierto en 2018 en Arkansas. Entonces se declaró culpable.

Nacido en un suburbio de Houston, de cuya explosión de hip-hop de principios del milenio se le considera un heredero, Scott lleva siendo una estrella prácticamente desde su adolescencia, cuando empezó a crear su música, fuertemente marcada por su narcótico estilo de rapear y por el uso del autotune, herramienta de afinación que durante la última década se ha convertido en un instrumento en sí misma. Su base de fans, que engrosa la legión de sus seguidores en las redes sociales (11,3 millones en Twitter y 43 millones en Instagram) está formada, en gran parte, por adolescentes y jóvenes. Entre los heridos había, según las autoridades, muchachos de 10 años.

En 2018, Scott publicó su último álbum, llamado, precisamente Astroworld, y fundó el festival que ahora se ha hecho trágicamente famoso, en el lugar donde se encontraba el parque de atracciones del mismo nombre que frecuentaba cuando era niño y que fue demolido en 2006. Otra demostración de su vínculo con la ciudad que lo vio nacer llegó a los kioscos el viernes, cuando la portada del periódico local, The Houston Cronichle, lució un anuncio a toda plana de su espectáculo.

Con un cartel fundamentalmente basado en el hip-hop y algunas incursiones en el rock de estadio y los ritmos latinos, Astroworld celebraba este fin de semana su tercera edición, después de que la de 2020 fuese suspendida por la pandemia. La creación del disco homónimo, su ascenso al estrellato planetario y la puesta en marcha del festival se contaban en el documental de Netflix Look Mom I Can Fly (2019).

Además de por su música, el rapero es conocido su relación Kylie Jenner, la menor de las hermanas Kardashian, con quien tiene una hija. La pareja espera su segundo bebé.

Todos los conciertos del festival previstos para este sábado han sido cancelados por la multinacional de la música en directo Live Nation, propietaria de la marca. En una entrada en su cuenta de Instagram, los organizadores han publicado un texto sobre fondo negro en el que explican que se hallan en contacto con las autoridades locales, tratando de ayudar “en lo posible”. “Nuestros corazones están hoy con la gran familia del Festival Astroworld, especialmente con aquellos que han sufrido una trágica pérdida”. Las autoridades han establecido vías de consulta para los familiares que busquen a sus seres queridos y un hospital de campaña en un hotel cercano, donde fueron atendidas unas 300 personas con diversas lesiones.

La asistencia a música en directo está recobrando su pulso en estos meses en Estados Unidos, gracias al avance en la vacunación y tras un año y medio en el que la industria del espectáculo paró en seco debido a la pandemia.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Iker Seisdedos

Es corresponsal de EL PAÍS en Washington. Licenciado en Derecho Económico por la Universidad de Deusto y máster de Periodismo UAM / EL PAÍS, trabaja en el diario desde 2004, casi siempre vinculado al área cultural. Tras su paso por las secciones El Viajero, Tentaciones y El País Semanal, ha sido redactor jefe de Domingo, Ideas, Cultura y Babelia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS