Patrimonio histórico

El embajador ante la Unesco advierte de que la catedral de Burgos puede perder su condición de Patrimonio de la Humanidad

El Icomos, organismo asesor de la ONU, rechaza el plan del Cabildo para colocar unas puertas nuevas de bronce obra de Antonio López

Las puertas de la catedral de Burgos, según el proyecto de Antonio López.
Las puertas de la catedral de Burgos, según el proyecto de Antonio López.

Juan Andrés Perelló, embajador permanente de España ante la Unesco, entidad vinculada a la Organización de Naciones Unidas, ha advertido al Cabildo de la catedral de Burgos de que este templo se expone a que se le retire la condición de Patrimonio de la Humanidad si se ejecuta el proyecto de cambiar las tres puertas actuales de su fachada principal para sustituirlas por unas de bronce, presupuestadas en 1,2 millones de euros y obra del artista Antonio López. Perelló ha sido miembro del Comité Federal del PSOE y alcalde de Buñol (Valencia) de 1991 a 1995. El proyecto de sustituir las puertas de madera ubicadas en la fachada de Santa María desde 1790 es defendido por el Cabildo catedralicio.

Más información

Perelló añadió en declaraciones a este periódico que sería incongruente que la delegación española, que ha votado muchas veces contra modificaciones en patrimonios internacionales, avale un episodio así en Burgos. Además, insiste en su rechazo a cualquier proyecto que incluya la modificación. El representante de la Unesco explicó en Cadena SER Burgos que el organismo ya ha retirado este reconocimiento en anteriores ocasiones, un proceso “traumático, muy doloroso” pero que se aplica en los casos en los que se altera el monumento reconocido originalmente.

Uno de los portavoces del Cabildo, Vicente Rebollo, sostiene que esta iniciativa no la hacen para “ir en contra de nadie y mucho menos en contra de la Unesco”, y afirma que se ha iniciado un “proceso de diálogo” para “avanzar en el proyecto”. La reunión con representantes de la Unesco se celebró el 6 de abril. El Arzobispado de Burgos defiende la apuesta por la obra de López como potencial valor turístico para la ciudad, y alega que se producirá un “retorno económico muy importante” en forma de visitantes atraídos por la posibilidad de contemplar gratuitamente estas puertas. Asimismo, otorgó “escaso valor artístico” a los portones que desean retirar y que, según su propuesta, serían conservados en el museo de la catedral.

Las competencias para aprobar eventuales modificaciones en esta clase de templos corresponden al área de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, que señala que harán las valoraciones pertinentes cuando llegue la propuesta a la Comisión Regional de Patrimonio. Portavoces de esta área relatan que la última novedad es que hace un mes el Cabildo les pidió un aplazamiento de la presentación de un proyecto que, según anunció entonces el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, no estará listo para julio, cuando se conmemoran los 800 años de la catedral. Perelló llama a reflexionar sobre qué es más atractivo: el galardón de Patrimonio de la Humanidad o las nuevas puertas.

Uno de los promotores del movimiento social que ha clamado contra esta sustitución, que ha logrado 64.000 firmas en Change.org, es el artista local Juan Vallejo. Este habla de “barbaridades” para referirse a los objetivos del Cabildo y de la Fundación VIII Centenario. Vallejo aplaude la postura “frente a este despropósito” de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que abogó recientemente por conservar las puertas actuales de madera.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50