Carmen Cervera y Cultura llegan a un acuerdo para que el ‘Mata Mua’ vuelva a España

Uribes y la baronesa sellan un pacto para que la colección de esta se quede en el Thyssen en régimen de alquiler durante 15 años, por 6,5 millones de euros anuales

Exposición 'Gaugin, viaje a lo exótico'. en el Museo Thyssen, en el que se expuso el cuadro 'Mata Mua', en 2012.
Exposición 'Gaugin, viaje a lo exótico'. en el Museo Thyssen, en el que se expuso el cuadro 'Mata Mua', en 2012.Bernardo Pérez

El Ministerio de Cultura y Carmen Cervera han llegado este viernes a un acuerdo sobre el futuro de la colección de la baronesa cuando faltaban 48 horas para que terminara el enésimo plazo que ambas partes se habían dado a finales de año. El pacto alcanzado, según se puede leer en el documento al que ha tenido acceso EL PAÍS, supone un alquiler por 15 años, a razón de 6,5 millones de euros anuales. Al final de ese periodo, se dará una opción de compra al Estado. El préstamo actual engloba 427 piezas, entre ellas, el cuadro Mata Mua, de Paul Gauguin, que salió en junio, junto a otras tres obras significativas, del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza en medio de una enorme polémica. El gauguin volverá a sus salas en dos meses, cuando se firme el contrato que surge del acuerdo alcanzado este viernes. En total, el Estado pagará casi 100 millones en los 15 años comprometidos.

La negociación, llevada personalmente por el ministro José Manuel Rodríguez Uribes, que ha mantenido varios encuentros en los últimos meses con la baronesa, no ha sido fácil. Las conversaciones han girado sobre todo en torno a dos puntos: la cuantía final del acuerdo, dada la crisis económica derivada de la pandemia, y el regreso del Mata Mua. El pacto final se logró en la tarde del viernes tras una comida en la casa de La Moraleja de Carmen Cervera que se prolongó hasta las 18.30. Asistieron la baronesa, sus abogados, Ángel Acebes y José María Michavila, el ministro y el secretario general de Cultura, Javier García Fernández.

Encuentro entre Carmen Cervera y José Manuel Rodríguez Uribes este viernes en la casa de la baronesa, para firmar el acuerdo.
Encuentro entre Carmen Cervera y José Manuel Rodríguez Uribes este viernes en la casa de la baronesa, para firmar el acuerdo.

Acebes y Michavila explicaron tras la reunión que la colección personal de Cervera está valorada en mil millones de euros. Los abogados, exministros del PP, además, desvelaron que durante los últimos meses habían recibido tres ofertas de distintos coleccionistas por Mata Mua. Uno de ellos llegó a poner encima de la mesa 250 millones. El cuadro está tasado en 40 millones de euros. “Pero Carmen guardaba la esperanza de que pudiera seguir en este museo y no verse obligada a venderlo”, añadió Michavila. “Hubiera sentido mucho la salida de una colección que junto a la del barón, adquirida por el Estado español en 1993, forman un conjunto insuperable en todo el mundo”.

“Después de muchos años sin acuerdo, de incertidumbre y de provisionalidad, hemos logrado que una colección valorada en más de mil millones de euros se quede en España”, resaltó Rodríguez Uribes en conversación con EL PAÍS. “Es muy bueno para España y para el museo, desde hoy, uno de los más grandes de Europa. Hemos dado 15 años de estabilidad, con una opción de compra final para el Estado, que supone el regreso de Mata Mua y el reencuentro de las dos colecciones, la del barón y la de la baronesa. Y justo en el centenario del barón. Creo que este acuerdo tiene un valor histórico”.

Acuerdo firmado por Carmen Cervera y el ministro Rodríguez Uribes sobre el alquiler de la colección de la primera.
Acuerdo firmado por Carmen Cervera y el ministro Rodríguez Uribes sobre el alquiler de la colección de la primera.

“Estoy muy contenta de haber evitado que mi colección salga de España porque soy muy española y en estos momentos se necesitan buenas noticias”, recalcó a este diario la baronesa en una conversación telefónica, una vez finalizada la reunión con Cultura. La pieza de Gauguin salió de la pinacoteca con otros tres cuadros de su colección particular: Caballos de carreras en un paisaje (1894), de Degas; El ‘Martha Mckeen’ de Wellfleet (1944), de Hopper, y El puente de Charing Cross (1899), de Monet. Mata Mua era la pieza capital del grupo de obras que el barón Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza apartó de la venta de su colección principal al Estado, cerrada en 1993 por el equivalente a 270 millones de euros. Todos, menos el hopper, volverán ahora a colgar de las salas del museo. Para Cervera es importante en qué ubicación, pues supedita también la buena marcha del pacto a que se busque un lugar idóneo a sus cuadros en el palacio de Villahermosa, sede del museo.

Diez ministros

Hasta diez ministros de Cultura, desde la época en que la cartera la ostentaba Mariano Rajoy, habían tratado de atar un acuerdo sin éxito. “Nosotros hemos tratado a cuatro”, dijo Acebes. “Con [José] Guirao estuvimos a punto de cerrar el trato, pero luego todo se vino abajo”. La baronesa confirmó que en esta negociación ha sido muy importante el papel de la vicepresidenta Carmen Calvo, a la que conoció como ministra de Cultura. Guirao alcanzó un principio de acuerdo de siete millones durante 15 años a condición de que Mata Mua, la joya de la colección, se quedara en España. Fuentes de Cultura explicaron que esa rebaja de medio millón era necesaria en estos momentos de crisis y que Cervera fue comprensiva con la situación. En este nuevo acuerdo, ha sido esencial el compromiso de Uribes de impulsar el Museo Thyssen Sant Feliu de Guíxols, una de las dos instituciones, junto al Museo Carmen Thyssen de Málaga, inauguradas por Cervera.

La colección particular de la baronesa está formada por más de 400 obras, depositadas desde 1999 en régimen de préstamo gratuito, en virtud de un acuerdo con la Administración, que paga una cantidad en concepto de alquiler por ellas. Son piezas que complementan la oferta museográfica de los 800 cuadros que España compró al barón Thyssen y que sí son de titularidad estatal. En 2012, Cervera retiró de su colección La esclusa (1824), de John Constable, para subastarla en Londres por 27,9 millones de euros. Para albergar la colección de Cervera, el Estado financió una ampliación del Museo Thyssen con la compra de dos edificios adyacentes al palacio de Villahermosa que proporcionó a la pinacoteca un 50% más de superficie.

A la firma del contrato definitivo asistirá también Borja Thyssen, hijo de la baronesa, miembro del Patronato de la Fundación Thyssen, que tendrá que rubricar el final de esta historia de acuerdos y desacuerdos entre Cervera y el Estado español.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción